Un juez sentencia que manipular el tacógrafo de un camión no es delito

Exculpa a un transportista murciano sorprendido por los Mossos con un imán que impedía el control real de las horas que llevaba al volante

La ley es la ley, por más que el mensaje que se transmita no sea demasiado educativo. Un juzgado de Tarragona ha fallado que la manipulación del tacógrafo de un camión, con la finalidad de que no registre las horas reales que el conductor lleva al volante, no constituye un delito de falsedad en documento público, como mantenía el Ministerio Fiscal. La consideración de que se trata de una mera infracción administrativa ha supuesto la absolución del transportista, para quien se solicitaba una condena de dos años y tres meses de prisión que podría haberle arrastrado a dar con su cuerpo entre rejas.

Los hechos que han derivado en esta resolución se produjeron el 26 de mayo de 2016, cuando varias patrullas de los Mossos d’Esquadra estaban realizando un control de tráfico en la carretera N-340, en dirección a Barcelona, y observaron cómo un camión DAF de gran tonelaje hacía una brusca maniobra para salirse a una vía de servicio. Una patrulla se aproximó hasta el tráiler y sorprendió al camionero metido entre la cabina y el semirremolque, lo que le llevó a explicar que había escuchado un ruido extraño, como el del reventón de un neumático.

Los agentes revisaron las ruedas y comoquiera que éstas se encontraban en perfecto estado, y que el nerviosismo del transportista era además bastante evidente, procedieron a identificarlo y a cachearlo y le encontraron un potente imán en uno de los bolsillos del pantalón.

El magistrado califica el disco de registro como documento privado y concluye que la infracción solo se merece una multa

Fue entonces cuando sospecharon que podría haber utilizado ese trozo de metal imantado para manipular el tacógrafo, por lo que sacaron el disco y constataron que, a pesar de que era evidente que el camión estaba circulando unos minutos antes, llevaba casi una hora sin registrar movimiento alguno. La conclusión, más tarde ratificada por un perito, fue que la colocación de ese imán impedía que el aparato registrara las horas reales de conducción, computándolas como de descanso.

Pese a que el magistrado a quien correspondió esta causa, el titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Tarragona, señala en su sentencia que los hechos son meridianamente claros y que no existe duda alguna de que manipuló el tacógrafo, ha absuelto al conductor. Para ello ha tenido en cuenta los argumentos del letrado defensor, Francisco Valdés-Albistur Hellín, quien advirtió de que el disco no puede ser considerado un documento público, sino privado, y que falsearlo solo supondría delito cuando se causara perjuicio a un tercero o se presentara para cambiar el rumbo de un proceso judicial. El magistrado acaba señalando que se trata de una mera infracción administrativa.

 

Ver más en – Laverdad.es

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

HI

Comentarios

comentarios