Más de 34 años cotizados para una pensión de 209 euros

Jubilación – Camionero – Conductor

Un agricultor, penalizado por pasar diez de los últimos quince años sin contribuir a la Seguridad Social, pide una reforma que repare estas “injusticias”

Su vida laboral es contundente: más de 34 años trabajados y cotizados, casi treinta de ellos en el régimen agrario. Pero el cálculo que le ha facilitado la Seguridad Social sobre su jubilación le abre un panorama desolador: con esos 34 años y medio cotizados y con una edad de 67 años, la pensión que le quedará es de solo 209 euros con 18 céntimos.

«Me quedé echo polvo cuando me enteré. Y estoy sufriendo. Pero no puedo hacer otra cosa que llevarlo con la mayor dignidad posible», cuenta el hombre afectado, que ruega no dar su nombre ni su municipio valenciano de origen. Alega que no es agradable que sepan que has de apañarte el resto de tu vida con poco más de 200 euros al mes. Que a la penuria se le podría añadir la vergüenza. Y que eso prefiere evitarlo.

Él empezó a trabajar a los once años. El alta en la Seguridad Social la inició con 17 años. Eran tiempos con un periodo de escolarización mínima para las clases humildes. A él le tocó trabajar para ayudar en casa. La documentación de su historia laboral atestigua su contribución a las arcas públicas.

Estuvo de alta en la Seguridad Social de 1967 al 71; lo interrumpió un año para cumplir el servicio militar; y luego, de un tirón, estuvo de alta como trabajador desde el año 1972 al 98. Por cuestiones familiares tuvo que darse de baja –aunque seguía trabajando tierras– y regresó a la cotización a partir de 2012.

Así lleva desde 2012: cotizando al erario público con 237 euros cada mes en el convenio especial para que le incremente la pensión de jubilación. Porque lo que ha penalizado al hombre es haber estado diez de los últimos quince años (los que más cuentan para la posterior jubilación) sin cotizar. No fue consciente. «No me informé bien», lamenta. Y ahora ve como inminentes unas consecuencias que considera «injustas» y fuera de toda razón. Si se hubiera jubilado a los 65 años y dos meses, la pensión que le quedaba era de 97,07 euros.

Llamamiento a los políticos
Del mismo modo que prefiere un discreto plano, no es hombre de palabras gruesas. Repite que no quiere ofender a nadie. Pero le gustaría que su caso sirviera para que los responsables políticos atiendan este tipo de situaciones ahora que la Comisión del Pacto de Toledo prepara una reforma de las pensiones.

«Muchos trabajadores han cotizado y en pocos años han tenido una pensión grande, porque en el último periodo de su vida laboral han cotizado más. En cambio, otros que tenemos más años cotizados nos quedamos con una pensión menor. Yo rogaría que cambiaran la ley ya y se corrigieran estos desfases. A ver si llego a tiempo para poder tener una pensión más justa que cuente todo lo cotizado y contemple toda la vida laboral», afirma. E insiste en un aspecto: que la reforma pueda hacerse ya, para que llegue a tiempo de reparar a él y a todos los trabajadores en una situación similar a la suya. «Espero que los afectados no tengamos que esperarnos a futuras decisiones, si las hay, y a las que posiblemente ya no nos podríamos acoger», recalca.

Pero, ¿y si no hay cambio legal y él tiene que apañarse con poco más de 200 euros al mes? Son siete euros al día. Echa cuentas y no le salen. «¿Qué puedo hacer? Mientras pueda aguantar, aguantaré. Si me muero ya no necesitaré nada. Pero si vivo, necesito una jubilación», declara mientras recoge la documentación que acredita cada una de sus palabras. «¿Usted cree que ofendo a alguien?», pregunta el agricultor antes de marcharse del periódico.

 

Fuente – Levante-emv.com

Una ambulancia que llevaba un herido choca con un tráiler, vuelca y colapsa la autopista

El accidente obligó a cortar un carril de la vía de peaje en dirección a Francia · Los problemas de tráfico se hacían evidentes acceso de Girona Sur

Una ambulancia del TSC que transportaba un enfermo volcó, ayer, en medio de la autopista AP-7, en el kilómetro 59, en el término municipal de Sant Gregori. El vehículo sanitario, que circulaba en dirección a Francia, chocó con un camión de gran tonelaje y quedó volcado en la calzada.

Una segunda ambulancia acudió a rescatar el paciente, que quedó herido leve, y lo trasladó hasta el hospital Josep Trueta de Gerona, informaron el Servicio Catalán de Tráfico.

La espectacular colisión, que provocó heridas de poca importancia a otra persona -que fue dada de alta in situ-, produjo hacia las dos y media de la tarde y obligó a cortar temporalmente un carril de la autopista y eso generó una cola de vehículos de unos dos kilómetros.

A primera hora de la tarde los problemas de tráfico ya se hacían evidentes fuera de la autopista, el acceso al peaje de Girona Sur, en el municipio de Salt, donde el colapso de vehículos que se disponían a entrar en la vía de pago era notable.

Cuatro dotaciones de bomberos
Las tareas de retirada de la ambulancia de la vía mantuvieron un carril cortado un rato. Aparte de dos patrullas de la policía catalana y efectivos del SEM se desplazaron hasta el lugar del siniestro, además de cuatro dotaciones de los Bomberos.

 

Fuente – Diaridegirona.cat

Herido grave un operario de autopistas al ser atropellado por un camionero que se había mareado

Herido grave un operario en Falces.

Un operario de señalización de la autopista ha resultado herido grave al ser atropellado por un camión a la altura del kilómetro 36 de la AP-15, en el término municipal de Falces, en sentido Pamplona.

El trabajador ha sido atropellado por un camionero al sufrir un mareo, según informa la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de las diligencias.

El herido, que presentaba heridas de carácter grave, ha sido trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra. 

Fuente – Elespanol.com

TE PUEDE INTERESAR

Un camión empotra el barco que llevaba contra el puente del tren de Alba

El conductor no se percató de la baja altura del lugar que pretendía atravesar

El barco, instantes después de quedar enganchado bajo el puente del tren, en Alba. DP

El barco, instantes después de quedar enganchado bajo el puente del tren, en Alba. DP

El puente del tren que sobrevuela la carretera que une los viales que conducen a Santiago de Compostela y a Vilagarcía de Arousa volvió a convertirse en un obstáculo insalvable para un vehículo que no calculó bien su exceso de gálibo. El accidente de este miércoles, además, implicó a un barco de gran tamaño, que fue el que impactó sobre la base de las vías del tren, pues constituía la carga del camión cuyo conductor no se percató de la baja altura (poco más de tres metros) del lugar que pretendía atravesar.

El suceso volvió a causar problemas al resto de usuarios de la citada vía, un enlace muy concurrido para quienes se desplazan entre Pontevedra y O Salnés en todas las direcciones, tanto hacia las playas de Sanxenxo y O Grove como hacia Vilagarcía de Arousa. Efectivos del Subsector de Tráfico de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra se desplazaron al lugar para coordinar un operativo que resultó sencillo, pues fue a través de una maniobra del camionero (que dio marcha atrás) como salió del paso.

 

Fuente – Elprogreso.galiciae.com

El CST estudia modificar la ley: Camiones más despacio, furgonetas más deprisa

Foto de archivo

Un grupo de trabajo designado por el Consejo Superior de Tráfico se está encargando de elaborar una propuesta de modificación de la vigente Ley de Tráfico y Seguridad Vial. El objetivo es modernizarla para afrontar los actuales retos de la movilidad segura y sostenible.

 

En la última reunión se abordó una de las cuestiones más delicadas: los límites de velocidad tanto en autopistas y autovías como en vías convencionales, que se implantaron hace casi cuatro décadas y ahora se valora la posibilidad de actualizarlos.

La Dirección General de Tráfico plantea incrementar la velocidad máxima permitida en autopistas y autovías a los vehículos turismo hasta los 130 kms/hora, siempre que se cumplan determinados requisitos y se anuncien a los conductores mediante paneles de mensaje variable. Mientras que en las vías urbanas se valora la posibilidad de introducir la limitación genérica de 30 kms/hora para la mayor parte de los viarios.

Los camiones, más despacio
Respecto al sector del transporte por carretera, los representantes de las diferentes asociaciones de usuarios de la carretera solicitan una reducción de la velocidad máxima permitida para los camiones con el objetivo disminuir la siniestralidad y la contaminación ambiental.
Fenadismer, la única organización del sector que forma parte de este grupo de trabajo, rechazó esta petición porque la siniestralidad en este colectivo “es baja” en comparación con los conductores particulares, y recordó que los vehículos destinados al transporte están equipados con tacógrafo, lo que impide que incurran en excesos de velocidad.

Las furgonetas, más deprisa
Asimismo FENADISMER solicitó que en la reforma de la Ley de Seguridad vial se incremente la velocidad máxima autorizada a los vehículos de transporte ligeros (furgonetas) en carretera, que en la actualidad está fijada en 90 Kms/hora. Consideran que incomprensible que un autobús pueda circular a 100 Kms/hora y una furgoneta tenga que hacerlo más despacio, ” pese a que las dimensiones del vehículo y el riesgo de siniestralidad vial es menor”.
Además se oponen a la reducción de velocidad en las vías urbanas porque “afectaría muy negativamente a la necesaria agilidad en la distribución y entrega urbana de mercancías”.

 

Fuente – Transporte3.com

« Older Entries