Manipulación del tacógrafo digital con imán, cuando se necesita mover el vehículo mientras realiza el descanso

La manipulación de los tacógrafos se lleva a cabo de diferentes formas, una muy extendida en los últimos tiempos y que se cree que es indetectable por las autoridades es la colocación de un imán en el sensor de impulsos de los aparatos digitales para interferir en la señal. Lejos de lo que pueda parecer, sí que es un trucaje fácilmente detectable por los agentes, ya que este tipo de tacógrafos lleva incorporado un sistema anti-sabotaje. Todas las manipulaciones que se realicen quedan registradas en el tacógrafo que las pasa al chip de la tarjeta. La sanción económica que se aplica es de 4600 euros.

 

Este tipo de manipulación es muy habitual cuando el conductor necesita mover el vehículo mientras realiza el descanso marcado por ley. La solución para este problema es muy sencillo y no necesita de trampa alguna. Partiendo del supuesto de que el camión esté estacionado dentro de un recinto particular de cualquier empresa, nada impide que sea movido sin poner en el tacógrafo la tarjeta de conductor. Tampoco nada frena que el camión sea conducido por personal de la propia empresa cargadora o descargadora. Incluso podría ser pilotado por alguien que ni siquiera tenga el carné de conducir. En el tacógrafo quedará registrada una conducción sin tarjeta, por unos pocos metros y durante unos minutos, sin que pase nada, ya que la empresa propietaria del vehículo, podrá justificar, en el caso de que le sea requerido, dicha acción.

 

Una vez terminado el periodo de descanso obligatorio, el conductor volverá a meter su tarjeta en el tacógrafo con la introducción de datos manualmente, así la hora de inicio de la nueva actividad coincidirá con la hora de extracción. La hora final será la hora actual, y la actividad, obviamente será el descanso.

 

Firmado:   #CdRas

 

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053