Las empresas adquieren nuevos camiones, pero no tienen quién los conduzcan

Durante la crisis, algunos chóferes se recolocaron en otros sectores y una parte volvió a sus países de origen || La patronal pide cursos de Formación Profesional en Lleida para cubrir las necesidades

 

El sector del transporte de la provincia de Lleida está notando, desde el año pasado, un incremento de actividad derivado de la mejora de la situación económica. Con ello, las empresas están renovando y comprando más camiones, pero se encuentran con el problema de falta de mano de obra cualificada para conducir estas nuevas unidades. Así lo explica la secretaria general de Asotrans (Asociación Provincial Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Lleida), Sílvia Llobet, que lamenta, sin embargo, que los precios de las operaciones de transporte no se han recuperado. “Bajaron al inicio de la crisis, en los años 2008 y 2009, pero siguen sin remontar, afirma.

 

Al inicio de la crisis, los asociados de esta patronal contaban con entre 3.000 y 3.100 vehículos y en estos momentos alcanzan los 3.500. Se trata de una inversión importante, teniendo en cuenta que, según el tipo de camión, requiere de entre 70.000 y 90.000 euros por cada unidad. Además de los nuevos vehículos, muchas empresas han procedido a inversiones en renovación de sus flotas que habían quedado congeladas debido a la crisis económica y a la caída de la actividad durante los años de la recesión económica.

 

Llobet apuntó que el problema con el que se encuentran ahora las empresas es la de falta de conductores profesionales. Durante los años de la crisis, con el descenso de la demanda, algunos buscaron empleo en otros sectores, mientras que otros apostaron por regresar a sus países de origen, fundamentalmente en el Este de Europa.

 

Asotrans ha pasado de reunir 3.100 camiones al inicio de la crisis hasta los 3.500 actuales

 

En estos momentos, las empresas se encuentran con dificultades para encontrar personal, una situación que es general en el conjunto del Estado. En este contexto, Asotrans apuesta porque Lleida cuente con ciclos medios de formación profesional para conductores profesionales. Para ello ya se ha puesto en contacto con la Escola del Treball de Lleida que, dijo, tomaron nota y “deberemos continuar hablando” de ello para poder contar con profesionales a corto y medio plazo. Se trataría de cursos con una duración de dos años.

Explicó que los conductores no solo necesitan tener el carnet de conducir adecuado para camiones, sino que tienen que tener además un certificado de actitud profesional que requiere de cursos de formación. “Se trata de un plus más de formación que no acaba con la consecución del carnet, sino que deben asistir a unos cursos específicos”, indicó Llobet.

Agroalimentación y construcción incrementan su demanda

El incremento de la actividad del sector del transporte es generalizado, pero se aprecia de forma especial en los sectores de la agroalimentación y de la construcción. En el primero de los casos, la secretaria general de la Asociación Provincial Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Lleida explica que se aprecia en especial en las exportaciones a través de camiones frigoríficos.

 

Fuente – Segre.com