Fomento dice “no” al uso del tacógrafo en furgonetas

El ministerio de Fomento, a través de la dirección General de Transporte terrestre dice no, a la obligatoriedad del uso del tacógrafo en furgonetas.

Así se desprende de unas declaraciones efectuadas por el departamento, que indican que España tiene que ajustarse a la norma europea  del reglamento 561/2006, y no puede regular estas medidas paralelamente a la Unión, así como el resto de paises que la componen.

 

No obstante, en Mayo de del 2018, Bruselas incluyó el tacógrafo para las furgonetas en el paquete de movilidad de la UE que se está tratando en este momento.

El último borrador del paquete de movilidad de la UE, que actualmente avanza su tramitación en el Parlamento Europeo, incluye la obligación de que las furgonetas (los vehículos comerciales de entre 2,4 y 3,5 toneladas) instalen y operen con un tacógrafo, como se requiere en la actualidad para los vehículos pesados  Elvigia.com.

Según un comunicado que emitió la patronal británica del transporte de mercancías por carretera, FTA, la medida es un “castigo excesivo e injusto de trámites burocráticos que dificultará aún más la vida diaria de los empresarios”. El director general adjunto de la asociación, James Hookham, la propuesta tendría “un grave impacto en la vida laboral” de los operadores que gestionan una flota que asciende a cuatro millones de furgonetas en Gran Bretaña.

 

“Olvidando las implicaciones del coste de la instalación del tacógrafo para tantas empresas británicas que trabajan arduamente, la introducción de este equipo en el sector de furgonetas no tendría sentido y llevaría mucho tiempo. ¿Las pequeñas empresas realmente tendrán el tiempo y la capacidad para analizar los datos necesarios y planificar su trabajo en torno a tantas nuevas reglas de tiempo de trabajo? ¿Tendrían los gobiernos los recursos para hacer cumplir la medida? La propuesta es simplemente inaplicable”, considera Hookham.

Desde la FTA consideran que  “las furgonetas ahora son fundamentales para nuestra vida cotidiana, y las entregas al día siguiente son un hecho para los hogares y las empresas”. En opinión de Hookham, “introducir una medida inútil como los tacógrafos para los operadores de furgonetas no beneficiará a nuestras pequeñas y medianas empresas, sino que las estrangulará con burocracia, en un momento en que deberían alentarlas a expandirse”.

HI

Comentarios

comentarios