El Tesla de los camiones ya está aquí: Nikola One se alimenta de hidrógeno para llegar hasta los 1.900 km

Hasta hace unos días no era más que un concepto que maravilló a muchos, para otros, poco más que humo adornado con especificaciones e ideas que necesitaban de una demostración. Hoy podemos decir que el vehículo no es una recreación creada por ordenador, es un camión real capaz de rozar los 2.000 kilómetros de una tacada.

Según sus creadores a Nikola One se lo podrá ver circulando por carreteras reales en 2020, una fecha que nos parece bastante cercana, y conociendo cómo funciona este negocio, esperemos que cumplan. Desgraciadamente no tenemos ningún detalle sobre los puntos de disponibilidad – parece que es cosa de EEUU y Canadá -, tampoco sobre el precio concreto que le van a poner a este monstruo.

Una especie de híbrido sin emisiones

El hidrógeno es la fuente principal de energía de este vehículo, que se encargará de dar vida a las baterías de ion-litio de 320kWh que alimentan a los seis motores eléctricos que realmente mueven las ruedas. Estamos por lo tanto ante un sistema híbrido que lo máximo que va a escupir directamente al ambiente es vapor de agua.

Con híbrido no nos referimos a un motor que cambia entre dos sistemas diferentes para funcionar, siempre es el motor eléctrico el que manda las fuerzas a las ruedas, como en un Honda FCX Clarity. Y lo de siempre, con cero emisiones, hablamos de emisiones directas: según la forma en la que se consiga la energía original, y la creación del producto en sí, también ensucian el planeta.

Xataka.com

Deja una respuesta