El radar que hace rica a la DGT

Un tramo de la autovía A-6 en el Bierzo Alto, en una imagen de archivo. L. DE LA MATA -
Tráfico recauda 11.000€ al mes en los dos radares fijos del Bierzo. El ubicado en la puerta de la comarca, en la A-6, registra más de 2.450 denuncias en diez meses.

 

Más de 111.000 euros ha recaudado la Dirección General de Tráfico (DGT) en sanciones por exceso de velocidad controlada por los dos radares fijos que mantiene instalados en el Bierzo, uno de ellos a la puerta de la comarca y el segundo en el término municipal de Congosto, ambos en la Autovía del Noroeste (A-6). Son unos 11.000 euros al mes, procedentes de una media de 271 denuncias mensuales, la gran mayoría registradas por el radar ubicado a la entrada del Bierzo, que entre el 1 de enero y el 23 de octubre de 2017, impuso 2.452 denuncias, con una recaudación total de 106.150 euros, que vienen siendo unos 359 euros al día. Es el tercer radar fijo más ‘multón’ de la provincia, por detrás de los dos ubicados en la A-66.

Por su parte, el radar instalado en el punto kilométrico 380,700 de la A-6 cursó 255 denuncias en el período de tiempo arriba referido, con una recaudación que supera los 5.000 euros, a razón de unos 17 euros diarios. A diferencia del primero, éste está en el grupo de los que menos actividad delictiva registra en la provincia, sólo por detrás del que está en el kilómetro 140,800 de la AP-66, con diez denuncias en diez meses y una recaudación de 450 euros.

Además de ser uno de los radares fijos de la DGT más activos de la provincia de León, el dispositivo de control de velocidad que registra las entradas y salidas de la comarca ha incrementado notablemente su actividad en el último año. De hecho, entre el 1 de enero y el 23 de octubre de 2016, fueron 910 las denuncias y 44.788 euros la recaudación global, es decir, 61.342 euros menos que en el último ejercicio, con una diferencia de 1.542 multas, según los datos facilitados por Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

De hecho, la recaudación del radar que vigila el acceso a la comarca berciana supone prácticamente el doce por ciento del total recaudado por la DGT por exceso de velocidad en la provincia de León, que en 2017 fueron algo más de 925.000 euros, procedentes de un total de 23.551 denuncias. Hay cuatro radares en la Autovía del Noroeste (A-6), dos dispositivos fijos en la A-66 y uno en la AP-66.

No obstante, las cifras de la provincia leonesa distan bastante de las de otras provincias de Castilla y León. Segovia está en cabeza, según el análisis sobre velocidad realizado por la AEA, con una recaudación que supera los 3,2 millones de euros en diez meses. Por detrás, Burgos, con casi 1,4 millones de euros, y Salamanca, con 1,14 millones.

 

 

whatsapp logoEnvíanos tus vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053