Detienen en Pamplona a un yihadista que proponía atentados desde su camión de gran tonelaje

Allal el Mourabit vivía en el vehículo e intentó unirse dos veces a Daesh en Siria.

llal el Mourabit Ahammar, el jihadista detenido por la Guardia Civil cuando, a bordo de su camión, salía del polígono Agustinos de Pamplona, había intentado, hasta en dos ocasiones, en 2014 y 2016, integrarse en Daesh y, para ello, viajó a Turquía, según fuentes antiterroristas.

 

El hecho de que condujera un camión de gran tonelaje, en el que dormía, ya que era su único domicilio, le convertía, según las citadas fuentes, en un peligro potencial, corroborado por su actividad en redes sociales, en las quejustificaba los atentados suicidas y los degollamientos de las víctimas.

Mourabit ya fue juzgado por la Audiencia Nacional ya que, en diciembre de 2016, fue detenido en Irún cuando conducía un camión de gran tonelaje ante la sospecha de que quisiera usar el vehículo para cometer un atentado, como ocurrió en Niza y Berlín. En el vehículo, la Guardia Civil halló propaganda jihadistas.

Durante su estancia en la cárcel, lejos de reinsertarse, se había radicalizado y, al salir en libertad, Mourabit, marroquí de 48 años, se había dedicado aadministrar varios perfiles y canales en redes sociales desde donde había difundido gran cantidad de material propagandístico violento. La mayoría de estos vídeos son de productoras mediáticas afines a grupos terroristas jihadistas

Según la Benemérita, este individuo mantiene su fijación en la justificación de los ataques suicidas como medio legítimo de lucha contra occidente, así como los ataques contra la población civil de Israel por parte de grupos terroristas palestinos.

De hecho, con el fin de esquivar la vigilancia de las Fuerzas de Seguridad, adoptaba medidas de seguridad para evitar ser identificado como administrador de los mencionados perfiles.

La Guardia Civil analiza los dispositivos empleados por el detenido para conectarse a Internet y otras evidencias halladas en el registro del camión de gran tonelaje que habitualmente conducía (y que era su hogar).

Los responsables de la operación, en la que ha colaborado el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), consideran que el arrestado mantiene desde hace años en un “proceso continuo de radicalización terrorista”. Asimismo, ha manifestado su odio y repulsa contra el Poder Judicial y España, a los que responsabiliza de su paso por prisión.

La operación ha sido llevada a cabo por el Servicio de Información de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción nº 1 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

HI

Comentarios

comentarios