Conductores de autobús: Jornadas maratonianas y 5 horas para dormir, comer y ducharse

Dice el presidente de la patronal, que en España faltan mas de 10.000 conductores profesionales, y que los jóvenes no quieren saber nada de esta profesión. Con este artículo que nos acaba de enviar un conductor de autobús, dudamos que anime a otros a iniciarse en el mundo del transporte de viajeros. Nada más y nada menos que por los abusos sin escrúpulos de los empresarios.

¿Qué faltan conductores?  No sabemos de que os extrañáis!

 

Hola amigos, trabajé dos años en una muy conocida empresa de autocares de Gijon. En la televisión del Principado, se anuncia como buses de lujo y bueno… imaginaros, la créme de la créme. Pues bien, tuve la “suerte” de entrar a trabajar en autocares********    Autocares viejos, maquillados de chapa mecánicamente podridos con alguna excepción, reformas, falsificando o cambiando las documentaciones.

Ahora lo mejor: Me levanto a las 5,40 cojo bus a las 6,20,voy a buscar primer colegio, luego el segundo y luego el tercero.  Son las 10 y tocan visitas a museos y monumentos. A las 13,  devuelvo los chiquillos de la mañana hasta las 6 de la tarde.  Ustedes comieron? Yo no. 

 

Ahora toca hacer linea regular y luego obreros. Tuve suerte que paré siete minutos a comprar agua y mear a la rueda, porque entrar a tomar café no me da tiempo.  Total, que acabo a las 23,50 y a ducharme y dormir, que tengo 5″30 horas para ducharme, comer algo y descansar.

 

Viernes: Llego nave y sábado tengo viaje de fin de semana, discreccional porque por semana no nos dejan meter tarjeta ni disco por el rollo ese de que está exento si el radio de acción es inferior a 50 kilómetros.  Pues a joderse.  Ah esto si, si salias de viaje el fin de semana te pagaban sin rechistar los gastos (lo prometo). El sueldo 1100 euros sin pagas pero con vacaciones eso si.  Y el jefe nunca una palabra buena tuvo, al contrario siempre gruñendo y alguna vez faltando al respeto a los empleados masculinos, por no decir las contestaciones a la gente que reclama por el estado de muchos buses.

 

Bueno, acabo diciendo que me entró por ventanilla una abeja y mala suerte me picó en un ojo y cuatro días que tuve ojo como un melocotón, me los descontó y claro, con  la rabieta saque baja y cedí  el puesto amablemente a otro.

 

Esta historia ha sido escrita por Alberto G.V.

 

El no descansar lo suficiente, y el estrés traen consecuencias, como  el vídeo que se compartió el 7 de mayo, una filmación de un conductor de un autobús de aparentemente durmiendo detrás del volante, fue ampliamente compartido en Facebook.

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios