Carta al conductor del autobús escolar: te puedes considerar afortunado…

Ya estoy viendo a los moralistas rasgarse unas vestiduras más que otras, querido conductor del autobús accidentado en Fuenlabrada. El azar ha querido que todos los niños sobrevivieran, te puedes considerar afortunado, es el saldo positivo de la noticia para todos nosotros. La turba biempensante no se desahogará contigo, porque devuelves a la sociedad un reflejo de sí misma que no quiere ver. Pueden triturar a Bimba Bosé –que en paz descanse– por su vida sexual, pero de ti dirán que no se puede conducir drogado y poco más. Hablar en serio de las drogas, nunca. Somos así de liberales y tenemos una potente industria del ocio. No es país para aguafiestas.

La turba biempensante no se desahogará contigo, devuelves a la sociedad un reflejo de sí misma que no quiere ver No sé cuántos años llevas consumiendo cocaína, aunque tu madre lo considera muy normal. El otro día me contaba una psicóloga que trabaja en un centro público de atención a drogodependientes cómo está la cosa subterránea, el día a día de nuestras vidas que no sale en las noticias. Resulta que en mi barrio se han multiplicado en diciembre las multas a adolescentes por tenencia de cannabis. El ascenso ha sido tan llamativo, y tan sintomático de un gran problema, que las autoridades intentan hacer algo. Esta psicóloga fue a dar una charla para padres a un instituto de la zona. Trescientas familias estaban invitadas, aparecieron dos. Que si no hay ningún problema, que si se meten algo de vez en cuando porque lo hacen todos, que si son jóvenes y tienen que divertirse, que si la abuela fuma marihuana… Ya se sabe. Si les diera por tragar cristales, cualquier padre o madre intentaría que desistieran, porque les hace daño. Como se trata de drogas, hay que ser tolerante, que nuestros hijos vivan la vida sedados; total, para el futuro que les espera…

Así que tu madre solo ha dicho lo que muchos piensan. Me pregunto si tú también fuiste uno de esos chavales que engrosan las altas cifras de consumo de drogas ilegales en los adolescentes españoles: entre el 25% y el 30%. Algunos lo dejan luego, otros pasan a mayores, a otros se les va la mano…, a veces es irreversible. Los que mantienen la costumbre de adultos, creen que no pasa nada hasta que un buen día vuelcan. Tu madre, portavoz del espíritu de nuestro tiempo, dice que todos esnifamos coca los viernes. A lo mejor el domingo pasado estabas algo más nervioso de lo normal. Quizá durante la sobremesa familiar le diste un buen arreón al paquete de Marlboro. Tal vez hasta se puso pesada: no fumes hijo, que es malo. Irene Lozano

Ver más en: 20minutos.es