Atrapado un operador rumano por 35 fraudes de peajes, por valor de 7.000 €

El peso pesado pasó el peaje de la A7 a Reventin-Vaugris sin pagar nada. El fraude no pasó desapercibido por los servicios de los FSO que alertaron a la gendarmería. Archivo fotográfico The DL / Jean-François SOUCHET

El conductor dice que siguió las instrucciones de su empleador.

El camión de una compañía de transporte rumana había sido visto por la compañía de autopistas ASF: en muchas ocasiones, había pasado el peaje sin pagar.

Todos los medios son buenos para algunas compañías de transporte sin escrúpulos, para aumentar sus márgenes. La investigación por fraude realizada por los gendarmes de Chanas acaba de demostrarse, con una pérdida de más de 7,000 euros para la empresa de autopistas ASF.

Desde hace algún tiempo, ASF había visto el viaje de un transportista rumano que multiplicaba los pasajes de peaje sin pagar. Así se montó un archivo y se presentó una queja por fraude ante los gendarmes del pelotón motorizado Chanas. El departamento de fraude del grupo de autopistas ha identificado un camión rumano de 38 toneladas que, en 35 ocasiones, cruzó la barrera A7 en Reventin-Vaugris sin pagar el peaje. Un fraude operado utilizando diferentes técnicas. «O el conductor forzó la barrera, o atascó el camión que lo precedió por la técnica del» pequeño tren «», detalla una fuente cercana a la investigación. Se registran 35 incidentes de fraude entre el 24 de marzo de 2018 y el 5 de octubre de 2019, por un monto de 4,611.20 euros, a lo que se agrega 2,464.00 euros de costos de cobro.

El conductor dice que siguió las instrucciones de su empleador.

Todo se acelera el martes 15 de octubre, cuando a primera hora de la mañana, el camión de esta compañía va a Perthus, en la autopista A9: acaba de cruzar la frontera española y se dirige hacia el norte. Los gendarmes del pelotón motorizado Chanas son alertados y esperan a que el camión se mantenga firme. Finalmente aparece a las 15 horas en Chanas. Es inmediatamente interceptado por los investigadores y su conductor bajo custodia.

Empleado durante tres meses por esta empresa especializada en el transporte de pintura, madera o mármol, a Luxemburgo o al este de Francia, el conductor reconoce rápidamente los hechos y explica que solo ha seguido instrucciones de su empleador. Si la custodia del conductor se levantó rápidamente, el transportista tuvo que proceder con la regularización de la situación mediante una transferencia bancaria del monto de la suma reclamada por los BSO. Mientras tanto, el peso pesado ha sido inmovilizado.

Además, los gendarmes revisaron el tacógrafo del conductor. Y descubrió que no había respetado los períodos de descanso durante los últimos quince días. Lo dejaron por una multa de 135 euros.

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS