26 camioneras denuncian que han sido objeto de acoso en las áreas de descanso

En su mayor parte, Line Thermansen, de 26 años, está feliz por su trabajo y con sus colegas, pero al igual que varias otras camioneras, ha sido objeto de un comportamiento que traspasa los límites por parte de colegas masculinos, según apunta elportal danés Jv.dk
Como conductora de camiones, Line Thermansen, de 26 años, de Oksbøl en Dinamarca, ha experimentado que colegas varones la recogieron y la invitaron a unirse a su camión. Ella es una de varias conductores femeninas que han estado expuestas a comentarios de mal gusto no deseados, toques o aproximaciones, según apunta el portal de noticias danés.
Ejemplo: un conductor de Europa del Este saludó con la mano y le sonrió a Line Thermansen, de 26 años, mientras estacionaba su camión en una de sus paradas habituales.

Ella es conductora de DSV y transporta mercancías por todo el país. Es por eso que no siempre vuelve a su casa a Oksbøl por la noche, sino que se queda a dormir en el camión varias veces a la semana.

DVS_TRANSPORT

Ella sonrió naturalmente y le devolvió el saludo al compañero de Europa del Este antes de pasar las cortinas hacia las ventanas y acostarse en la cama detrás del asiento del conductor. Pero apenas se había acostado antes de que llamaran a la puerta. Ella se giró y vio al conductor de Europa del Este parado afuera con un pepino en vinagre en la mano.

– Me preguntó si quería un pepino en vinagre y dijo que creía que me veía dulce, afirma Line Thermansen, quien se negó y explicó que ya se había acostado.

– Fue extraño y sobrepasó el límite. Estaba nerviosa por lo que podía pensar, así que mantuve las puertas cerradas todo el tiempo, dice ella.

Esta no es la primera vez que Line Thermansen experimenta el enfoque de colegas de profesión masculinos. Ella ha experimentado varias veces que los conductores daneses también la repasan e invitan a pasar la noche en su camión. Esto puede suceder, por ejemplo, cuando un grupo de conductores se reúnen para comer juntos.

– Pueden darme palmadas y decir buen culo tienes. Estos son comentarios en los que estoy bastante segura de que no le habrían dicho eso a un colega masculino, yo quiero ser vista como su compañero a la par de los hombres, dice ella.

Al principio, fue difícil decirlo, dice la mujer, pero gradualmente  me he ido envalentonando  y a veces me detengo y les digo que sus palabras son desagradables.

 

El periodico Jv.dk tiene acceso al grupo cerrado de Facebookbook «The Female Drivers» (Conductoras Femeninas) que tiene 308 miembros. En total, 67 de los miembros del grupo respondieron a las preguntas del periódico sobre si habían experimentado acosos o  comentarios  no deseados, toques no deseados o similares en su trabajo. 26 respondieron que sí, mientras que 41 respondieron que no.

Varias de las mujeres escriben en comentarios que especialmente los conductores de Europa del Este pueden ser desagradables.

– Me han dado algún susto  pero tengo una solución que uso cuando, por ejemplo, tengo que parar en un lugar donde hay muchos de ellos, y no he tenido problemas desde entonces, una mujer escribe en un comentario, citando que ella  se pone lo que parece un anillo de bodas en su dedo cuando está fuera entre muchos conductores masculinos de Europa del Este.

Sin embargo, varias mujeres también enfatizan que tienen experiencias abrumadoramente positivas al realizar su trabajo.

– Afortunadamente, no he tenido más que experiencias positivas de mis colegas, otros conductores o clientes. A menudo recibo comentarios de nuevos clientes sobre cómo una joven pequeña como yo puede hacer ese trabajo. Sin embargo, se sostiene bastante rápido, una mujer escribe en un comentario, mientras que otros enfatizan que son buenos para responder.

En una encuesta de cuestionario llamada Work Environment and Health, realizada por la Autoridad de Inspección del Trabajo de Noruega en 2018, el nueve por ciento de las mujeres encuestadas en la industria del transporte dicen que han sido objeto de acoso  en su lugar de trabajo en los últimos 12 meses, pero menos de una vez al mes. Esto se aplica al uno por ciento de los hombres encuestados.

En el periódico de ayer  escribió que la industria del transporte está luchando para atraer a más mujeres a la profesión y que el número de mujeres conductoras ya ha aumentado en los últimos años. Ni la organización comercial ITD ni los Empleadores de Transporte (ATL) creen que los delitos relacionados con la mujer son un problema importante en la industria, pero reconocen que es necesario prestar atención al problema.

El director de la sucursal de ATL, Lars William Wesch, cree que el empleador tiene la responsabilidad de tomar medidas consistentes si un empleado está sujeto a abuso o acoso sexual.

«Es una lástima que suceda este tipo de cosas, pero contaría con ello para excepciones», dice.

Según el consultor jefe de ITD, Jo Madsen, los estudios muestran que la jerga directa en las escuelas y las empresas es una de las cosas que hace que las mujeres abandonen la educación. Por el contrario, cree que muchas mujeres en la industria del transporte no aprecian complicaciones.

ITD está en camino con un nuevo análisis de los desafíos de atraer a más mujeres a la profesión. Aquí, sin embargo, la prevención del comportamiento abusivo es uno de los puntos focales, dice ella.

Únete a nuestro canal de noticias Conductores Profesionales Oficial en Telegram pulsado AQUÍ y no te pierdas ninguna de nuestras notícias.

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

Deja una respuesta