Monthly Archives: abril 2019

Loca por los camiones, desde la cuna dormía abrazada a mi padre por miedo a quedarme en tierra

Soy camionera: Merce Plaza Rincón, locura por los camiones

 

Apenas comenzaba a andar cuando la camionera protagonista de este reportaje ya se iba directa hacia el camión de Eduardo, su padre. Camionera Merce Plaza“Mi primer recuerdo es que mi padre me empujaba el culo para que subiera a la cabina de su camión. No podía de lo canija que era.

Menudos berrinches cogía cuando me despertaba y ya se había ido de viaje, y eso que la noche anterior me dormía agarrada de su cuello para que no me dejara en tierra.

Pero no, no había manera”. La que nos explica esto es Merce Plaza Rincón, una auténtica apasionada de los camiones, pura locura la que destila por una profesión que ha mamado desde la cuna.

“Cuando me junto con las amigas de la infancia, todas coinciden en decirme lo mismo: Merce, al final te saliste con la tuya. Porque yo, cuando me preguntaban qué quería ser de mayor, siempre contestaba lo Camionera Merce Plazamismo: camionera como mi padre”. Dicho y hecho.

Es más: “Con mi hermano Edu nos apostamos 10.000 pesetas a que de mayor sería camionera. Me decía que estaba loca. Todavía no me las ha dado”, nos cuenta entre risas Polvorilla, como se la conoce por la emisora, porque “soy puro nervio”, nos cuenta.

Aprovechamos la ocasión para recordarle a Edu que queda más que claro que la apuesta la perdió, así que ahora le toca saldar deudas.

Ahora que ya lleva trece años conduciendo camiones, nuestra camionera Merce se siente la más feliz del mundo. Y eso que la vida, aunque siempre contó con la ayuda de sus padres, no se lo puso nada Camionera Merce Plazafácil.

“Cuando Indira, mi hija, tenía año y medio me separé. Todo se me hizo cuesta arriba, niña, gastos, hipoteca,… con la ayuda de mis padres todo salió bien. Trabajaba en una fábrica de televisores, que compaginé con las clases matutinas en la autoescuela.

Al final me saqué el carnet, y menos mal, porque si no me hubiera arrepentido toda la vida. Era mi sueño, así que el día que me saqué el carnet de camión y luego el de tráiler fue una pasada”.

Eso sí, más tarde llegaría la decepción de ir a buscar trabajo y encontrarse trabas por todos los lados. “Iba a las empresas a dejar el currículum y lo primero que me preguntaban que si era para mi marido.

Veía mi carnet con el esfuerzo que me había costado y que nadie me llamaba y me ponía a llorar. Iba a Mercabarna, al CIM Vallès, a plantas de hormigón,… entraba a los sitios llenos de hombres, me moría de vergüenza, pero yo para delante”.

Dicen que la que lo sigue, lo consigue. Y en este caso no iba a ser menos. Al final a través de una Camionera Merce Plazacompañera en la fábrica le salió el contacto que le permitió subirse por primera vez a un camión. El sueño ya estaba cumplido, y la apuesta ganada.

Antes de comenzar a trabajar se iba con su padre para coger práctica. Por aquel entonces él llevaba una cisterna con la que llevaba harina. Era importante tener experiencia.

Al final la llamaron para trabajar y las dos primeras semanas para conocer a la gente, las rutas,… fue en el camión con Dani, que actualmente sigue siendo su jefe.

“Siempre he ido con frigo y, claro, no era lo mismo entrar a cargar a silos con la cisterna de mi padre que acular en los muelles. Pero bueno lo practiqué mucho.”

Camionera Merce PlazaPasaron las dos semanas de prueba en las que viajaba acompañada y llegó el día en el que el jefe le dijo que ya iría sola. “Ese fin de semana no dormí. No tenía problemas por conducir el camión, lo que tenía era miedo a liarla, a meterme en una calle sin poder salir”.

Pero nada, el temor del primer día pronto se disipó. “Me dieron la ruta Santa Perpètua-Lleida, y la verdad es que superbién. El transporte es una caja de sorpresas, nunca se sabe dónde irás.

Me despierto sobre las 3.30 de la madrugada y cuando llego al CIM Vallès normalmente ya tengo cargado mi camión. Empiezo rutas por diferentes lugares de Cataluña. Cargo, descargo, hago repartos y vuelvo a acabar al CIM sobre las 13.30 horas”.

Merce siempre ha ido con semirremolque tipo frigo, suele llevar mercancía refrigerada y congelada, embutidos, yogures, helados, bollería,… “El primer camión que llevé fue un Volvo color calabaza, luego llegarían varios DAF, como el que llevo ahora”.

En trece años de profesión, nuestra camionera nos cuenta que el sector ha cambiado a mejor. “Mi marido, que también es camionero, me dice que tenga cuidado, que hay mucha gente que no va de buena fe, pero Camionera Merce Plazayo soy muy dicharachera, me gusta hablar con la gente, ayudar, relacionarme con mis compañeros. Eso lo he heredado de mi padre, los de antes eran así”.

También es cierto que “el primer día que entras en un sitio llamas la atención. En alguna plataforma que he ido a descargar me han llegado a preguntar si vengo con mi marido o si llevo un rígido. Con mi cara los delato. De entrada parece menosprecio, pero yo me crezco, les vacilo”.

Recuperar las esencias del transporte, olvidarse de las prisas, ser más humano, más compañeros, cuanto bien haría a la profesión.

Merce pone su granito de arena, muchas, muchos la siguen en ese camino. Otros muchos deberían tomar nota. Por el bien de la profesión.

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Este camión salió de California, viajó 3800 km y llegó a Florida sin nadie conduciendo

Un viaje sin problemas, sin el menor problema: 3800 km de viaje en las carreteras que conectan California con Florida. Todo esto, a pesar de que nadie conducía el camión. Después de esta increíble prueba, la compañía estadounidense Embark está lista para invertir en el sistema de auto conducción. Que se basa en radares, cámaras y “máquinas de aprendizaje”. Como explica este viseo

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Rescatada una joven de 32 años embarazada tras empotrar su coche contra un camión en la A3

Un poco antes un camionero tuvo que ser trasladado en helicóptero tras volcar su camión en la A3

Estado en el que quedó el vehículo

Una joven de 32 años y embarazada ha sido rescatada y trasladada en una UVI Móvil hasta el Hospital de Requena tras empotrar el coche que conducía con la parte trasera de un camión, en la A-3 en el término municipal de Castillejo de Iniesta.

El accidente ha tenido lugar a las 08:17 minutos de este martes en el punto kilométrico 222 de la A-3. La mujer, embarazada de varios meses, ha tenido que ser excarcelada por los bomberos de Motilla y trasladada hasta el hospital de Requena. En su rescate también han participado efectivos de la Guardia Civil.

Rescatada una joven embarazada tras empotrar su coche contra un camión en la A3

Es el segundo accidente que se registra en la mañana de este martes en la A-3 donde a las 6:50 horas un camión ha volcado en el kilómetro 111 en Huete. El camionero, un varón de 42 años, había quedado atrapado por una pierna y ha tenido que ser trasladado al Hospital Virgen de la Luz en un helicóptero. En su rescate han participado los bomberos de Tarancón, la Guardia Civil, una Ambulancia de Soporte Vital Básico y el helicóptero en que fue trasladado.

 

Ver más en – Cadenaser.com

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

Ángeles Belmonte, la madre de 84 años del “Camionero que se quedó sin trabajo por los pagarés de una empresa” al Congreso

 Ángeles Belmonte tiene 84 años, es natural de la pedanía de Fernán Pérez, Níjar (Almería), y se ha convertido en una de las personas con edad más avanzada que concurren al Congreso, con la intención de continuar la batalla comenzada años atrás por su hijo, el conocido como Camionero sin Camión.

La anciana es madre de Miguel Ángel Navarro, quien años atrás protagonizó varias acciones llamativas como quedarse en pañales ante los Juzgados en protesta por el impago de los pagarés de una empresa para la que trabajaba, lo que le llevó a perder su vehículo de trabajo y finalmente al desahucio de su progenitora, quien es ahora la tercera en la lista de Escaños en Blanco por Almería.

Tras perder su casa, Ángeles Belmonte se instaló en una tienda de campaña. El desalojo se produjo a las diez de la mañana del 2 de diciembre de 2011, cuando la mujer abandonaba junto a su hijo desempleado, así como otras cuatro personas más en la misma situación, el inmueble, para instalarse en la acera de enfrente.

Ahora reside de okupa en su propia casa y ha recibido una oferta de alquiler social por parte de la entidad financiera que la tiene adjudicada. En estos años, ha sido el principal apoyo de su hijo encerrándose en cajeros y llegando incluso a encadenarse en abril de 2012 a las puertas del Banco de España con la esperanza de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, atendiese a “las injusticias” que estaba sufriendo.

El objetivo entonces era hacer llegar al Gobierno una propuesta para cambiar la normativa de morosidad, con la que considera que se podría evitar que miles de trabajadores autónomos se vean en la ruina ante los impagos que sufren por parte de otras empresas de mayor tamaño.

En declaraciones a Efe, Belmonte recuerda cómo comenzó a trabajar desde bien pequeña, con apenas 6 años, guardando los cerdos de su familia. Con 7 hacía lo propio con las cabras de una vecina y más tarde de nuevo con la piara de sus padres. Rememora cómo con 8 años conoció a un chico de 12 que la vio sin “comida ni morral” y durante varios años la cuidó como a su “hermanilla pequeña”.

Trabajadora nata, Ángeles contrajo matrimonio con un hombre que “trabajaba en la mina” con el que tuvo tres hijos, Antonio, Francisco y Miguel Ángel. Cuando el mediano estaba a punto de cumplir 6 años, tuvo un accidente un día que fue a acompañarla a recoger esparto. Se clavó una “pajita” en el ojo y tuvo que ser trasladado a la capital almeriense.

Allí, después de que operasen al niño, la candidata al Congreso conoció a una mujer que le dijo que “si el oculista le decía que tenía vista, fuese a Barraquer -el conocido centro de oftalmología de Barcelona-“. “Con eso me sobró para irme a Barcelona”.

En la Ciudad Condal residiría los siguientes 33 años. “Me dedicaba a trabajar, de casa en casa. Estuve trabajando en el metro…”, señala Ángeles quien señala que se sacó el carné de conducir con 42 años tras un viaje a Almería. “Mi hijo Antonio me dijo que lo iba a sacar yo”.

Le preguntó al maestro si le “podía hacer una cinta con la clase” y sin saber leer ni escribir, aprobó el examen. Nada más obtenerlo, comenzó a trabajar haciendo repartos para una agencia por el centro de Barcelona. Con el tiempo, llegaría a montar su propia agencia de transportes, contando con 14 camiones.

Incansable, compró en Lérida “cuatro campos de almendros y olivos” y una casa. Con más de 70 años todavía se encargaba de talar los árboles y labrar con un tractor que era la envidia de una señora que tenía “de todo” y que la veía cuando paseaba a caballo.

“He hecho de todo. Hechurías de muchas clases”, afirma entre risas.

Finalmente, regresaría a Almería y en octubre de 2007 comenzaría su peor pesadilla al iniciarse la ejecución hipotecaria sobre su vivienda, la misma con la que había avalado a sus hijos Miguel Ángel y Francisco.

Sin relación previa con la política, ahora concurre al Congreso para “ayudar” a su hijo. “Le han hecho mucho daño y a mí también. Me han quitado la casa por la pura política. No me han ayudado, ni a mí ni a mi hijo, para nada. Nos han arruinado la vida”, sostiene.

Mientras recuerda cómo “empapelaron” todas las oficinas de la entidad que llevó a cabo la ejecución hipotecaria y han recorrido un “montón de pueblos y capitales”, mantiene que “lo volvería a hacer” porque no hizo “nada para que la echasen de su casa”.

Por Miguel Martín Alonso.

 Ver más en – Es.noticias.yahoo.com

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Rescatan al conductor de un camión tras un aparatoso accidente en la A-3, en Huete

El vehículo, cargado de latas de refresco, se salía de la vía, obligando a los bomberos a excarcelar al conductor atrapado

Foto: @cuenca112

Los bomberos del parque de Tarancón han tenido que intervenir en el accidente de un camión ocurrido en la autovía A-3, a la altura del kilómetros 111, en el término municipal de Huete, para rescatar el conductor que había quedado atrapado.

Según informa el servicio provincial de bomberos a través de su cuenta de Twitter, los hechos tenía lugar a las 6.52 horas de este martes cuando, por causas que se desconocen, el vehículo – que iba cargado de latas de refresco – se salía de la vía y quedaba completamente volcado.

De momento no ha trascendido el estado del conductor, que ha tenido que ser trasladado en helicóptero al hospital de Cuenca, poniendo fin los bomberos a dicha actuación pasadas las 9.30 horas.

Ver más en – Lasnoticiasdecuenca.es

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

« Older Entries

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »