12 curiosidades del SEAT 600 que no sabías

12 curiosidades del SEAT 600 que no sabías

Uno de los vehículos más importantes de la historia de nuestro país cumple 60 años y, para celebrarlo, hemos decidido hacer un repaso por la historia del modelo, recogida en nuestro libro de SEAT, para contarte algunas curiosidades de la gestación, fabricación y vida del SEAT 600, el encargado de motorizar a nuestro país.

12 curiosidades del SEAT 600: fotos

12 curiosidades del SEAT 600 que no sabías (fotos)


Ver galería de fotos

La creación

El propio diseñador Dante Giacosa, creador de otros modelos como el SEAT 850 o el 127, explicó que el “Proyecto 100”, denominación con la que era conocida el 600, era la obra de la que más orgulloso se sentía. Entre las directrices que impusieron a Giacosa para el diseño estaban una velocidad máxima que no fuera inferior a 85 km/h, un peso menor de 450 kg y una capacidad para 4 personas.

El modelo italiano

El modelo de Fiat se presentó en el Salón de Ginebra de 1955, aunque no comenzó a comercializarse hasta 1956, un año antes de su llegada a España.

Los inicios de producción

En una primera fase, el 600 compartía cadena de montaje con el 1400, y el primer SEAT 600 fabricado en España correspondía a la segunda versión del Fiat 600, introducida por la marca italiana en marzo de 1957 y que incorporaba algunas mejoras.

Exportación

El primer lote importante de 600 destinado a otros países salió con destino Colombia en noviembre de 1965. Se trataba de un lote de 150 unidades. Además del país sudamericano, se exportaron coches a países como Alemania, Austria, Portugal, Holanda o Italia en Europa; Ecuador, Chile, Panamá o Guatemala en América del Sur; y Somalia, Camerún, Etiopía, Gabón, Congo, Senegal o Costa de Marfil en África.

Fabricación diaria

En 1960, la producción diaria pasó de 150 unidades diarias hasta 300, mientras que un año más tarde el plazo de entrega del modelo alcanzaba los 6 meses. El descapotable, en cambio, se entregaba en unos 20 días.

Versión 600 L Especial

Destinada a exportación, esta versión ofrecía tapicería en paño distinta, salidas de aire triangularestras los cristales laterales para mejorar la ventilación, llave de contacto con antirrobo cláusor de dirección y un aumento de potencia hasta los 28 CV (la misma que el 600 L).

Producción total

El 600 se mantuvo en la línea de producción de SEAT desde 1957 hasta agosto de 1973, un tiempo en el que se produjeron un total de 783.753 unidades. La última unidad fue un ejemplar de color blanco.

Precio del 600

Para hacerse con un modelo del coche que motorizó España había que desembolsar una cantidad nada desdeñable para la época: entre 60.000 y 70.000 pesetas. Esto le convertía en un modelo mucho más barato que las 90.000 pesetas que costaba un Renault 4/4 o las 144.000 pesetas del SEAT 1400 B.

Neumáticos de banda blanca

Este tipo de gomas, tan en boga en los coches americanos de la época, comenzó a ofertarse en el SEAT 600 un año después del inicio de la producción, en 1958.

Puertas Suicidas

Uno de los elementos más icónicos del 600 era la apertura de puertas en contra de la marcha, un elemento que continuó así hasta la llegada del 600 E en 1970, aunque en Italia estuvo disponible desde 1965.

600 4 puertas: el 800

La versión 4 puertas del 600 se denominó como SEAT 800 y apareció en el año 1964 basado en el 600 D. Su precio era de 74.000 pesetas y se produjeron 18.200 unidades de este modelo.

Velocidad máxima

Las versiones L y L-Especial, las últimas en aparecer en la vida comercial, alcanzan una velocidad que bien podría hacer que el modelo se mezclara en cualquiera de nuestras carreteras con cualquier modelo moderno: 115 km/h. El 600 primigenio alcanzaba 90-95 km/h, el 600 D los 108 km/h y el 600 E 110 km/h.

Ver más en – Cosasdecoches.com