Molinero pide respeto y atención para los conductores para garantizar el suministro de mercancías

33831758666 1a07c5c60f b

El director general de Molinero Logística relata el “miedo y la preocupación” que viven los profesionales del sector del transporte

Castillayleoneconomica.es

En estos días inciertos en los que cada empresa vive la situación derivada del impacto de la crisis del coronavirus en función de que haya podido mantener su actividad, o al menos parte de ella, llama poderosamente la atención que una compañía que, no sólo mantiene su carga de trabajo, sino que la ha aumentado, realice un llamamiento casi desesperado ante lo que considera una situación muy preocupante, la del sector del transporte.

Hablamos de Molinero Logística, la compañía soriana que con 1.200 empleados y una flota de 800 camiones, es el principal operador logístico de Castilla y León. Javier Jiménez Omeñaca, su director general, habla de “preocupación y miedo” entre los profesionales del transporte. “Llevamos más de dos semanas sin descansar, ni sábados, ni domingos, con 150 personas en nuestro centro logístico dando el Do de pecho y trabajando en turnos de mañana, tarde y noche”, detalla.

El ‘patito feo’ de la cadena de suministro

Hasta ahí todo podría parecer normal dentro de la absoluta excepcionalidad impuesta por el estado de alarma en España. Sin embargo Jiménez Omeñaca incide en que dentro de la cadena de suministro, los operadores logísticos “somos el último eslabón, siempre se nos ha considerado el patito feo, pero ahora, aún más”.

Y relata cómo hay conductores de camiones que piden a su empresa no volver a sus casas por si fueran, sin saberlo, portadores del virus, como otros rompen a  llorar ante la situación de extrema tensión y estrés que están viviendo y cómo incluso en algunos casos, abandonan. “Hasta ayer miércoles 5 conductores nos habían dicho que se marchaban, que no querían seguir”, explica el empresario.

Respeto

Jiménez Omeñaca pide respeto para los profesionales del transporte: “se les trata como apestados, como si fueran ellos los que están propagando el virus, cuando en realidad somos los que estamos abasteciendo de alimentos a las grandes superficies para que el país siga en marcha y pueda comer”. Y continúa: “no queremos aplausos, pero ya que es una profesión bastante degradada, en la que los conductores pasan mucho tiempo fuera de casa, pedimos que se establezca un protocolo de actuación cuando un camión llega a una gran superficie para cargar o descargar, pero sobre todo que se les trate con respeto, poder usar un baño, comer y asearse, porque con el cierre todas las áreas de servicio en España en algunos casos ni siquiera tienen un lugar donde realizar sus necesidades básicas”, sentencia.

Rutas internacionales

El empresario explica que su compañía mantiene las rutas internacionales, incluso a países como Italia, “y en ningún sitio los profesionales están padeciendo la situación que se encuentran en España”.

Molinero Logística distribuye para empresas como Mercadona alimentos como vegetales, pan y pizza congelados, una referencia ésta última que ha multiplicado por 10 sus ventas en los últimos días, como apunta Jiménez Omeñaca.

En su centro logístico en Ólvega, tienen capacidad para proporcionar aseos, ducha y alimento a 200 camioneros, “tanto de nuestra empresa como de otras, pero fuera es un caos”.

Falta de previsión

Ramón Valdivia, director general de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), una organización que este año cumple su 60 aniversario, explica que la situación es “tremendamente cambiante, por horas, y los continuos cambios normativos están originando problemas que intentamos solventar con la mayor celeridad posible, pero eso no impide que haya quejas. Nos ha faltado previsión frente a este problema. A todos”.

El director general de Astic explica que todos los gobiernos de la Unión Europea han dejado por escrito que el sector del transporte de mercancías por carretera “es estratégico y no puede pararse. Y estamos convencidos de que al colectivo humano que desempeña esta actividad también se le debe tratar con especial protección, porque se desplazan de un sitio a otro e interactúan con muchas personas. Las empresas de transporte han de tener preferencia para dotarse de equipos de protección individual, limitarse al máximo las interacciones en las operaciones de carga y descarga y ser atendidos como personas y que puedan acceder a aseos y  alimentación”.

Orden Ministerial

Valdivia hace referencia a la celeridad “pocas veces vista antes” de la Orden Ministerial del pasado sábado “que establecía que las gasolineras deben atender al conductor, pero el lunes seguíamos en la mismas. La situación va mejorando poco a poco y aunque existen problemas, no es lo mismo que hace unas jornadas”. En este sentido apunta que ya hay alguna petrolera que prepara kits para transportistas, que incluyen agua y alimento.

“Nuestra labor es imprescindible. Sólo con que el 15% de nuestros transportistas se parasen, por enfermedad o por otros motivos, tendríamos un problema enorme de abastecimiento en España y en el resto de Europa. Somos un sector que da vida al resto de actividades, como industria, comercio o turismo. Sin nosotros el país se para, no podría abastecerse solo con otros medios de transporte como tren o avión”.

El ejecutivo de Astic admite que ha habido medidas positivas para el sector, como la eliminación por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) de las restricciones para el tránsito de vehículos pesados en festivo y fines de semana, la flexibilización, dentro de un orden, de los tiempos de conducción, y el suspenso en la obligatoriedad de pasar la ITV para los vehículos que tuvieran que hacerlo por el cierre de estos centros, entre otras medidas.

Valdivia sostiene que no se puede dejar quebrar ningún negocio, “pero especialmente a las empresas de este sector, porque cuando el país se reactive tendremos que estar todos operativos al 100% para poder distribuir la gran cantidad de productos y materiales que la situación va a requerir. Pedimos y agradecemos también flexibilidad en lo que se refiere a pago de impuestos, cargas sociales y respaldo financiero”.

104.000 empresas y 22.000 trabajadores

Astic agrupa a 200 grandes empresas del transporte en nuestro país, con una media superior a los 95 vehículos pesados por compañía, que aglutinan el 15% de la facturación del sector y cuentan con casi 22.000 trabajadores en nómina. Valdivia detalla que el sector del transporte está muy atomizado en España, con 104.000 empresas con autorización para el transporte de mercancías, la mitad de las cuales solo cuenta con un vehículo; y el 85% con menos de 5 vehículos.

Deja una respuesta