Mariela Ottolini, camionera: «Ya no le doy importancia al qué dirán o lo que piensen»

Día a día las mujeres ganan terreno y realizan profesiones tal vez impensadas hace un tiempo y uno de ellos es el caso de Mariela Ottolini oriunda de la provincia de Santa Fe pero que actualmente vive en Eduardo Castex.

A pesar de su juventud tiene una vasta experiencia en un rubro muy masculino como es el de chofer de camión y quisimos resaltarlo en este medio donde con esfuerzo, compromiso y responsabilidad todo se puede, así lo definió Mariela.

Mariela Ottolini, camionera: Ya no le doy importancia al qué dirán o lo que piensen

También es para resaltar la oportunidad o también podríamos decir el pensamiento de los propietarios de la firma Transporte Don Silverio de la localidad de Santa Fe, que ante el pedido de esta mujer en formar parte de la flota de camioneros que tienen, le dieron el visto bueno. Hoy esta joven forma parte del numeroso grupo de choferes de camiones que tiene esta empresa y recorre gran parte del país.

Entrevistada por La Reforma, Mariela comentó que ella es oriunda de Gálvez (provincia de Santa Fe) y, por cuestiones de la vida o del amor, llegó a radicarse a Eduardo Castex al conocer su marido Gabriel Sueldo, también chofer de camión de la misma empresa donde están ahora. Dijo que su pasión por los camiones nació de muy chica, de adolescente y el primero que manejó fue un Bedford muy viejo que era de su madre y una tarde se lo sacó para dar una vuelta a la manzana.

La imagen puede contener: una persona

“Provengo de una familia transportista y elegir esta profesión me trajo algunos problemas familiares pero tuvo siempre mis objetivos bien claro y eso me llevó a mudarme y de irme a vivir a otro lado para poder hacer esto como un modo de vida aunque reconozco que no fueron fáciles en todos los ámbitos”.

“Por parte de mi mamá vengo de una familia transportista, mis tíos y primos están en este rubro y mi mamá casi también fue chofer de camión y ahora lo hago yo. Vengo de un pueblo chico y me tuve que ir para tener una oportunidad. Me fui a vivir a Rosario y ahí trabajaba en una empresa de transporte, luego me tomaron un poco más de confianza y hacía algo de mantenimiento. Un día de una empresa cercana donde trabajaba me llaman para ir a buscar un camión a Cañada de Gómez y luego uno de los dueños ve un clasificado donde yo pedía trabajo y ellos me llamaron para irme ahí a trabajar. Ahí conocí a uno de mis mejores amigos que me enseñó todo lo que se de este oficio”, narra Mariela.

Por otra parte, Mariela comenta que también tuvo viajes muy largos de casi 2000 kilómetros llevando productos congelados a Chile y Uruguay. “Hice por mucho tiempo viajes internacionales llevando productos congelados, como lo son las papas fritas. Salíamos de Buenos Aires e íbamos hasta Chile por el Paso de Jama pero también a Uruguay aunque ese no era tan largo. También a Mendoza y Formosa donde eran varias las horas de viaje y exponiéndome mucho”.

“Nunca fue fácil ni los comienzos ni después con mis colegas hombres. Desde hace unos cinco años que ando vestida un poco más normal (dice entre risas). Me ponía mamelucos o ropa de buzo por los comentarios de hombres o cosas que te dicen, pero una crece y ya no le doy importancia al qué dirán o lo que piensen, entonces hoy viajo con ropa más cómoda, con vestiditos y demás”, nos cuenta.

Mariela se muestra una mujer fuerte de carácter y segura de lo que hace o quiere. Simpática y ocurrente tiene para contar varias anécdotas o historias en su carrera de “chofer de camión” como le gusta llamarse ella. Además, valora este trabajo, ya que desde hace unos años varias mujeres eligieron este modo de vida.

 

Ver más en Lareforma.com.ar

Únete a nuestro canal de noticias Conductores Profesionales Oficial en Telegram pulsado AQUÍ y no te pierdas ninguna de nuestras noticias.

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

Deja una respuesta