El nuevo ROTT preocupa y no convence a nadie

El contenido de la reforma del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) ha generado una preocupación unánime entre los transportistas.

 

El proyecto de modificación del ROTT, que en la actualidad tramita el Ministerio de Fomento y que se prevé que entre en vigor el próximo 1 de Julio, implica la modificación de un total de 14 normas reglamentarias, afectando tanto al propio Reglamento como a diferentes Órdenes ministeriales en materia de requisitos de acceso a la actividad, regulación de las autorizaciones de transporte, formación obligatoria de los conductores profesionales y documentación administrativa de control, entre otras.

En la última reunión celebrada entre representantes del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) y el Subdirector General de Ordenación y Normativa del Ministerio de Fomento se intentó “suavizar” las cuestiones que generan más intranquilidad entre los transportistas.

¿Qué preocupa en el nuevo ROTT?
-La nueva regulación sobre la pérdida de la honorabilidad, que implica el cierre de la empresa por la simple comisión de una infracción muy grave, lo que perjudica muy especialmente a las empresas de mayor tamaño. En este sentido, el proyecto contempla un catálogo de hasta 27 infracciones muy graves que pueden dar lugar a la pérdida automática de la honorabilidad, “incluso superior en número al catálogo de infracciones que prevé el Reglamento europeo que se pretende transponer en el nuevo ROTT, teniendo en cuenta que en 2016, último año del que se disponen datos sobre la ejecución del Plan Nacional de Inspección de Transporte, se impusieron un total de 12.220 infracciones muy graves en sólo 4 de los tipos infractores incluidos en los supuestos de pérdida de la honorabilidad”, destacan desde Fenadismer.

-Las consecuencias administrativas que supondrán para las empresas transportistas que se encuentren en situación temporal de insolvencia (concurso de acreedores), las cuales  se verán abocadas a su cierre obligatorio por supuesta pérdida de la capacidad económica.

-Las nuevas rigideces introducidas a la renovación o ampliación de flota por parte de las empresas transportistas, obligando a que se haga siempre con vehículos más nuevos, lo que en la práctica supondrá la desaparición del mercado de segunda mano.

-La situación de “encorsamiento” a que se verán sometidas las empresas de menor tamaño, esto es, las que en la actualidad son titulares de menos de 3 vehículos, a las cuales se les impedirá crecer o decrecer en tamaño libremente, ni tampoco transmitir su autorización de transporte.

 

Ver más en – Transporte3.com

 

Envíanos tus vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios