Una “marcha lenta” de camiones recorrerá Madrid este miércoles 15 en protesta por la insostenible situación del transporte de mercancías por carretera

La marcha convocada, que también se llevará a cabo el mismo día en otras ciudades españolas, se desarrollará bajo el lema “SOS Transporte: El Transporte dice ¡Basta ya!”

 Las principales asociaciones del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid (ATA, ATG, CETM-Madrid, FENADISMER Madrid y TRADISMA) han convocado para mañana miércoles, día 15 de diciembre, una marcha lenta de camiones, bajo el lema “SOS Transporte: El Transporte dice Basta ya”, que recorrerá las principales calles madrileñas para protestar por la situación actual del sector, estando previsto que asimismo se lleven a cabo ese mismo día en otras ciudades españolas.

A menos de una semana del Paro Nacional del Transporte convocado por parte de las asociaciones que componen el Comité Nacional del Transporte por Carretera, los transportistas madrileños adelantan sus protestas y llevarán sus camiones en marcha lenta  que iniciarán en el recinto ferial IFEMA, donde la caravana de vehículos autorizados por la Delegación del Gobierno saldrá a las 11:00 h., recorriendo la autovía M-11 hasta llegar al nudo Norte de la M-30, discurriendo a continuación por el Paseo de la Castellana, pasando frente a la sede del Ministerio de Transportes donde hará una pitada de protesta, y continuando por dicha avenida hasta la Plaza de Gregorio Marañón, calle María de Molina, para terminar de nuevo en la M-30.

En las últimas semanas se están manteniendo reuniones entre el Comité Nacional del Transporte por Carretera con representantes del Ministerio de Transportes, sin que hasta la fecha se hayan producido avances suficientes en las negociaciones.

Por ello, desde el Comité Nacional se mantiene el Paro convocado para los días 20, 21 y 22 de diciembre, a la espera de recibir una propuesta del Gobierno que atienda sus reclamaciones. Unas peticiones que pasan por prohibir la participación del transportista en las operaciones de carga y descarga, y la reducción de los actuales tiempos de espera para dichas operaciones; la aplicación obligatoria en las tarifas que perciben de la cláusula de revisión del coste del combustible; mantenimiento del gasóleo profesional y exigencia de pago mensual de su devolución; no aplicación de los peajes por el uso de las autovías; reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social de los conductores de vehículos pesados en concepto de accidentes adaptándola al índice de siniestralidad; devolución inmediata del Ministerio de Hacienda de todo lo que adeuda por el céntimo sanitario declarado ilegal; y no aprobación de la ampliación de los pesos y dimensiones máximos sin que exista una ley previa de coste mínimo.