La carta más emotiva de una mujer a su marido, conductor de camión: “¿Cómo es de noche en la cabina pequeña y oscura en la soledad? “

Una impresionante carta dirigida por una mujer a su esposo, un camionero , fue publicada en la página de camioneros.
 La madre de dos hijos, la mujer confiesa a su marido, diciéndole que comprende su sacrificio, pero que le gustaría tener más tiempo con el y la familia .
Carta a mi esposo, camionero…
Me cuesta bastante escribir estas líneas por unas semanas, probablemente porque estoy un poco hasta el cuello por las tareas, los niños, los asuntos, las compras, los sueldos y las deudas … y es difícil sin ti! Aunque puedo reír: sin embargo me haces falta aquí  por que eres mi consuelo, por tu presencia, que ya sabes, escuchar o cuando ves la televisión o escuchar tu ronquido en la cama mientras nuestros hijos juegan y no quieren que duermas más de media noche para poder estar contigo, por todo eso me da fuerza y poder!
Ya sabes … a menudo te digo que no ‘corras mi amor’ sabes que los pequeños te esperan con ansia, te he visto en sueños acariciarme por la noche abrazándote contra mi pecho, al bebé que llora en mi corazón ya que faltan dos meses para que estés en casa con nosotros …
Pero tu ya ves, como me veo a mí misma… pero y tu ¿cómo son tus noches en la cabina pequeña y oscura?… solo … quizás con hambre, tal vez incluso después de un día difícil … Nadie para consolarte, seguro que miras el teléfono esperando una llamada…  ¡es terrible! No es ningún secreto y sabes que siempre te digo que no puedo estar lejos de los niños – no creo que conozcan el sacrificio que haces para pagar nuestras deudas y luego para ahorrar algo, no creas que no sé cuántos perdura … justo cuando pienso que estoy loca y lamento que no te preste mucha más atención! Es cierto que hablamos varias veces al día, pero a menudo tengo prisa… o el bebé está llorando.
No pienses por un momento que no sé lo difícil que es para ti, estar  lejos de nosotros, lejos de aquellos que conocen, tus hábitos, tu día a día, tus aficiones… solo una cama, una cama normal … sé cuánto echas de menos, una comida caliente mientras miras televisión… no una pieza de salami de la nevera del camión con un trozo de pan mientras conduces… o una sopa y una barbacoa hecha o en un recipiente con frío de invierno o calor del verano.  Yo sé cómo se pasa… una ducha hecha en casa en silencio y un tiempo para relajarse, no una ducha de las que se hacen en la carretera.
Pienso cuando no estás en casa, compras lo que te gusta o cocinas lo que te gusta, pero no tienes  la opción estar cerca de la familia ni tan siquiera durante la noche. Estás en lo correcto al decir que quieres atención de mí y de los niños.
SÍ! Tienes razón y quiero que me perdones muchas veces cuando estás en casa:
– preparar dos platos para Bebé y de los grandes… A menudo el hacer algo especial para ti, pero no lo hago a propósito… es instinto, porque a menudo no se llega a comer en casa…
Perdóname por no despertarte con café recién hecho, siempre me imagino cuando llegas a casa como te despiertas con el café y el desayuno en la cama mientras un beso tímido, pero ya ves… cuando te despiertas ya llevo  yo varias horas en marcha y tengo que estar por el bebé.
Siento desahogarme contigo amor, no quiero esperar a otro para quejarme,  no puede describir la pena y el dolor que siento… que supera con creces la imaginación… pero no creo que me olvide, yo creo que manifestar los sentimientos  es bueno…
 ¡El mes en que estás en casa pasa tan rápido! A veces pienso que la vida no es justa, ¡pero tenemos que luchar  por nosotros y los niños!
El amor y el respeto que ya tenemos – Te quiero y sé que me amas, tenemos dos hijos maravillosos…  Te necesitamos para mantenernos sanos y fuertes para superar todas las dificultades – y al diablo si caemos, nos levantamos, nos sacuda seguimos … ¡con dos todo es más fácil!
 ¿Cuántas familias destrozadas a causa de un descuido o accidentes estúpidos ¡Cuántos peligros te rodean todos los días! ¿Crees que todavía estoy durmiendo en la noche que te vas?
Justo hoy escuché hablar a un hombre detrás de mí cuando iba a la escuela. “Ese es el hombre hablaba mal de un conductor de camión, ¿ me dijo qué ami que me importa?” Me salieron lágrimas, ¿qué me importaba? Pero, ¿sabe cuánto dolor  hay en nuestras almas ?, ¿sabe lo difícil que es crecer y tratar con dos niños solos y un hogar y todo lo que hay detrás? Pero yo se lo que significa vivir dentro del camión mientras estás parado. Él no lo sabe, sólo hablar mal … Y mucha gente habla así, y muchas personas dicen que es genial ser un conductor de camión … sí, tal vez lo sea  para aquél joven que terminó la escuela secundaria con ganas de hacer una “escapada donde ganar  dinero rápido” a los  que somos padres,  para nosotros … para una familia … es difícil.
Hoy escribí tal vez demasiado, pero lo necesitaba, es difícil hacer sacrificios por parte de cada lado, y el dinero que no se llega a hacerse rico, sino para sobrevivir decente…
¡Te quiero mucho y estoy contigo!
Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios