• En respuesta al Auto del Tribunal Supremo que desestima su recurso de casación confirmando la ilegalidad de los peajes a camiones en la N-1 y la A-15, la Diputación de Guipúzcoa plantea a la desesperada una nueva artimaña judicial a través de un incidente de nulidad, que previsiblemente será inadmitida a trámite.
  • Pese a la firmeza de la sentencia que declara nulo la norma que ampara el cobro de los peajes, sorprendentemente la Diputación mantiene su cobro a los transportistas, pese a las responsabilidades que dicha actuación puede conllevar.

Lejos de rectificar y reconocer su error, la Diputación de Guipúzcoa, se obstina en mantener “contra viento y marea” los peajes a camiones puestos en marcha en 2018 tanto en la N-1 como en la A-15, pese a la sentencia ya firme del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que declara nulo la norma que lo regula, tras el Auto del Tribunal Supremo de inadmisión del recurso de casación notificado a las partes la semana pasada,

Así, en su estrategia auténticamente suicida e irresponsable, la Diputación de Guipúzcoa ha intentado una nueva artimaña judicial interponiendo un nuevo incidente de nulidad contra el Auto del Supremo, pese a que previsiblemente no será admitido a trámite.

Además, sorprendentemente pese a la firmeza de la sentencia, la Diputación de Guipúzcoa continúa cobrando a día de hoy el peaje a los transportistas en ambas vías, pese a las responsabilidades que dicha actuación puede conllevar por incumplir manifiestamente dicha decisión judicial.

: