Matan a palos al conductor de un camión que atropelló a una mujer y su hija de 4 años en Bogotá

El chofer fue atacado con piedras y palos luego del accidente, ocurrido en la región colombiana de Cundinamarca.

El conductor de un camión de transporte fue linchado hasta la muerte este lunes en Colombia por un grupo de indígenas de la comunidad embera, luego de haber atropellado a una mujer embarazada y a su hija de 4 años, quienes fallecieron en el accidente, informaron las autoridades de Bogotá.

Según reportó el periódico El Tiempo, Hildebrando Rivera, de 60 años, fue atacado con palos y piedras como reprimenda por lo ocurrido, y murió en un hospital de Engavitá, en el departamento de Cundinamarca, donde era atendido por múltiples heridas.

Tras el arrollamiento, el chofer envió un audio de Whatsapp a su grupo de trabajo, en el que alertaba que su vehículo estaba siendo destruido: "Uy, Dios mío, acabaron con el carro, tuve un accidente. Dios mío, van a acabar el carro. Ayúdenme", dijo Rivera a través de su teléfono móvil.

Luego del episodio, el gobierno distrital repudió las acciones tomadas por el grupo originario y afirmó que las autoridades no avalan los castigos a delitos que no estén encuadrados en el marco de la ley.

512675

"Rechazo contundentemente desde la Alcaldía Mayor de Bogotá cualquier expresión de justicia propia, nosotros si algo debemos cuidar en nuestro país es la institucionalidad aunque la justicia tome tiempo, pero es trágico y termina con situaciones lamentables que se deben evitar", dijo Luis Ernesto Gómez Jefe de Gabinete del distrito, de acuerdo a lo informado por El Espectador.

La respuesta de la comunidad

Por su parte, la comunidad embera de Bogotá se pronunció sobre lo ocurrido a través de su líder, Jairo Montañez, quien, si bien rechazó el linchamiento del conductor, responsabilizó al gobierno capitalino. "Fue una respuesta en el marco de la indignación, impotencia y rabia. Resulta que no solo muere la mamá y la hija, sino que la mamá estaba en un estado avanzado de embarazo. Eso generó rabia que no se supo canalizar de la forma correcta", reconoció.

Ocurre que desde hace cuatro meses las comunidades embera se encuentran asentadas en un campamento provisional en el Parque Nacional de Bogotá, donde exigen desde finales de septiembre la reubicación en lo que consideran sus territorios, de donde fueron forzosamente desplazados, y denuncian las acciones violentas que padecen en el selvático departamento del Chocó, en la frontera con Panamá.

"Si bien los actores materiales son del pueblo indígena, en gran medida la responsabilidad yace y reposa en el distrito, porque fue quien los puso allá con las condiciones que hemos manifestado, y que han arrojado como resultado que tengamos el deceso de cuatro personas", indicó.

También se expresó al respecto la alcaldesa de Bogotá, Claudia López Hernández: "Hemos acompañado con solidaridad a la comunidad embera, pero nadie tiene derecho a vengarse matando a otro, a abusar de sus propios hijos. Le exigimos a la comunidad que acepte la reubicación y al Gobierno nacional que cumpla con el retorno seguro ya. No más excusas ni dilaciones", señaló y envió sus condolencias a los familiares de todos los fallecidos.

Deja una respuesta

Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web ForoTransporte Profesional utiliza cookies. Saber Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies