• Tras el levantamiento de los peajes de la AP-7 desde este miércoles 1 de septiembre, la falta de planificación y desidia de la Dirección de Transit de Cataluña provocó importantes atascos el pasado fin de semana, lo que le sirve de excusa para acordar la prohibición de que los camiones circulen por dicha autopista todos los domingos de este mes de Septiembre.
  • Fenadismer solicita amparo al Gobierno central por lo que considera una medida irracional y con consecuencias catastróficas, ya que dicha prohibición paralizará el 60% de las exportaciones españolas por carretera al utilizar la AP-7 para acceder a los mercados europeos

En una nueva afrenta al sector del transporte por carretera, la Dirección Gneral de Transit de Cataluña ha comunicado a las organizaciones de FENADISMER en Cataluña su decisión de prohibir la circulación de camiones en la autopista AP-7 todos los Domingos de este mes de Septiembre, como consecuencia de los importantes atascos que se produjeron el pasado fin de semana debido a su falta de planificación en adoptar medidas preventivas de gestión del tráfico pese al previsible aumento de tráfico de vehículos particulares tras el levantamiento de los peajes que entró en vigor el pasado 1 de Septiembre.

Así fueron numerosísimas las críticas que por parte de conductores tanto particulares como profesionales que se recibieron en FENADISMER por la falta de actuación y desidia que mostraron los responsables de la Dirección de Transit de Cataluña, lo que provocó los monumentales atascos vividos el apsado Domingo. Así sorprendió que no se levantaran todas las barreras de las cabinas de control en los peajes tanto de Martorell como de la Roca del Vallés, próximos a Barcelona, lo que originó un “embudo” al permanecer abiertas menos de una cuarta parte de las mismas. Asimismo a diferencia de otros fines de semana en los que había operación retorno, en esta ocasión no se habilitó un carril adicional en dirección a Barcelona, lo que hubiera permitido dar mayor fluidez a la circulación de vehículos, con el agravante de que la presencia de los mossos de esquadra encargados de la vigilancia del tráfico brilalron por su ausencia.

Sin embargo, la negligencia mostrada por la Dirección catalana de Transit se pretende resolver para los próximos fines de semana prohibiendo la circulación de los camiones, como si hubieran sido los culpables de dicha situación, cuando realmente fueron víctimas como el resto de usuarios de la vía de la incompetencia absoluta mostrada por los responsables de la Generalitat.

Las consecuencias de dicha decisión irracional, si finalmente se aprueba, serán catastróficas para las exportaciones españolas, teniendo en cuenta que por la AP-7 circulan con destino al resto de Europa el 60% de las exportaciones españolas, principalmente precisamente los domingos por la tarde al existir restricción de circulación de camiones los fines de semana por las carreteras francesas. De hecho, son aproximadamente unos 12.000 camiones los que circulan por dicha autopista, procedentes de toda España, que verán reducida su actividad en al menos una jornada de trabajo, al no tener alternativa alguna para poder acceder a la frontera,

Por ello, FENADISMER va a solicitar amparo al Gobierno español para que impida que dicha medida se apruebe finalmente a fin de evitar los gravísimos perjuicios que puede ocasionar a la actividad productiva exportadora de nuestro país.