Waberer´s defiende ante la UE el descanso semanal de 45 horas en cabina

El consejero delegado de Waberer´s defiende ante la UE el descanso semanal de 45 horas en cabina

A juicio de Ferenc Lajkó, los conductores “consideran la cabina su propio hogar cuando están fuera de casa y tener que dejarla para hacer el descanso de 45 horas en otro lugar no les ayuda en su descanso”.

Para Ferenc Lajkó, consejero delegado de Waberer´s, un mal planteamiento del Paquete de Movilidad haría que se incrementasen radicalmente los costes logísticos y de transporte, lo que se traduciría en un incremento de la inflación, así como en una disgregación de las cadenas de suministro en el continente y un descenso de la competitividad global de la economía de la Unión Europea, según ha afirmado en una audiencia organizada recientemente por la Comisión de Transporte del Parlamento Europeo en Bruselas.

Entre otros aspectos, el máximo responsable de la empresa húngara de transporte de mercancías por carretera estima que prohibir el descanso semanal de 45 horas en cabina va contra las condiciones sociales de los conductores profesionales que, según defiende, “consideran la cabina su propio hogar cuando están fuera de casa y, por lo tanto, tener que dejarla para hacer el descanso de 45 horas en otro lugar no les ayuda en su descanso“.

En este mismo sentido, Lajkó cree que esta medida es inviable porque no existe alojamiento suficiente en todo el territorio comunitario para que los conductores puedan realizar sus descansos en habitaciones de establecimientos hoteleros. Por esto pide, en representación de los transportistas de su país que, a la hora de legislar la actividad del transporte internacional de mercancías, se tenga en cuenta el contexto económico en que se mueven las empresas europeas de transporte.

“Las autoridades deberían trabajar para establecer un número adecuado de áreas de servicio seguras para que los conductores puedan descansar sin preocuparse por la carga o su vehículo”.

Según el consejero delegado de Waberer´s, las autoridades deberían trabajar para establecer un número adecuado de áreas de servicio seguras para que los conductores puedan descansar sin preocuparse por la carga o su vehículo, sobre la base de que los servicios de transporte internacional se desarrollan habitualmente en períodos de 28 días, tras los cuales los conductores regresan a casa.

De igual modo, Lajkó también aprovechó la ocasión para cargar contra las autoridades francesas que, contra el criterio de la Comisión Europea, imponen multas de 750 euros a aquellos conductores que no puedan probar que han realizado el descanso semanal de 45 horas anterior al control fuera de la cabina.

Así mismo, Ferenc Lajkó también opina, como Pedro Polónio, presidente de Antram, Asociación Nacional de Transportistas de Mercancías por Carretera portuguesa, que la Directiva de Trabajadores Desplazados no es aplicable al transporte internacional de mercancías por carretera y, además, obligaría a las empresas a tener que cuadrar su actividad con 20 normativas nacionales diferentes y 50 diferentes regulaciones sobre remuneraciones y salarios.

Cadenadesuministro.es

HI

Comentarios

comentarios