Agricultores franceses bloquean e intimidan a un centenar de camiones españoles en Francia

image 1

Unos cincuenta agricultores bloquearon el jueves más de un centenar de camiones en el peaje de Boulou, en la frontera francoespañola, alegando precios de entrada mínimos para las frutas y verduras importadas en la UE. Organizada por la Confederación Campesina (Conféderation Paysanne) en la perspectiva de las elecciones europeas, la acción, «simbólica» según uno de los líderes, Emmanuel Aze, duró aproximadamente una hora a última hora de la mañana, antes de ser interrumpida por la intervención de las fuerzas del . orden. El desafío de este boom de filtros fue tomar muestras de frutas y verduras importadas de camioneros para resaltar las «distorsiones» intraeuropeas de la competencia. Los manifestantes obtuvieron algunas muestras de albaricoques españoles, con la intención de ponerlas sobre la mesa de negociaciones.

Los agricultores bloquearon e intimidaron a camiones españoles hace dos días en Francia, concretamente el jueves 16 de mayo en el peaje de Le Boulou,  un lugar amplia mente conocido por la mayoría de los transportistas españoles.   El dispositivo empleado con la intención  de bloquear y filtrar la entrada de camiones cargados con fruta procedentes de la península.

Como muchas otras veces, los bloqueos se trataban de actos de protesta para denunciar los precios de la fruta española y alertar a los candidatos a las próximas Elecciones Europeas de lo que esta organización considera distorsiones de la competencia dentro de Europa.

Según las informaciones, decenas de agricultores concentrados en la frontera obligaron a detenerse  al menos a un centenar de camiones y eligieron un camión cargado con fruta española y se llevaron una caja que presentaron después en una reunión en la prefectura de ese Departamento. Según señalaron, esa fruta iba destinada a venderse a un precio de 1,45 euros por kilo, cuando el precio de coste francés se sitúa entre 1,60 y 1,80 euros/kilo.

La organización ha señalado que la situación es aún más crítica en el caso de los tomates, declarados en crisis coyuntural en Francia desde el 9 de mayo, al igual que las fresas.

Desde hace años, los camiones españoles vienen padeciendo importantes bloqueos, paralizaciones y retrasos en las fronteras y en las carreteras francesas como consecuencia de la actuación de los, agricultores,  y también los denominados “chalecos amarillos”.

Los responsables agrarios franceses  piden que se fije un precio mínimo de entrada para las frutas y hortalizas en Francia, con el fin de impedir que los productos importados también de otros Estados miembros de la UE se vendan por debajo del coste de producción francés. Subrayan que no sería necesario establecer fronteras físicas para poner en marcha un mecanismo de ese tipo sino que bastaría con controlar los documentos que acompañan a los productos.

La libre circulación es un derecho que debe estar garantizado, y que siempre reclama al gobierno de España que ha exigido a Francia que ponga en marcha las medidas oportunas para mantener la normalidad.

Las agresiones mas sonadas a camiones españoles, fueron en Mayo del 94, cuando agricultores franceses destruyeron el cargamento de 10 camiones de fresas españolas en las inmediaciones de las localidades de Montpellier y Toulouse. Parte de esta mercancía estaba destinada al mercado mayorista francés, y otros camiones circulaban hacia otros Estados de la Unión Europea. Cuatro de los vehículos eran españoles, y el resto, de matrícula francesa. La Comisión Europea, ante estos, Incidentes,  recomendó al Gobierno español que haga exportaciones de forma moderada para no hundir precios. La actuación francesa originó fuertes protestas españolas.

 

whatsapp logoEnvíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053