Un tribunal sentencia que «La empresa es responsable si sus camioneros roban la mercancía»

La multinacional de transportes tuvo que pagar 60.000 euros a L’Oréal en concepto de indemnización aunque no tuviera nada que ver en el robo.

Dar un golpe. Este coloquial término que implica robar un producto, venderlo y que no quede rastro de la operación fue lo que intentó un trabajador de una compañía de transporte cuando, compinchado con un colaborador, hizo desaparecer un camión cargado de productos de belleza femeninos con un valor superior a los 100.000 euros. Todo sucedió en la madrugada del 2 de noviembre de 2012, cuando Juan (nombre ficticio que aparece en la sentencia) acudió a los almacenes de una multinacional de distribución, que había subcontratado a la empresa para la que trabajaba el camionero para llevar 7.000 kilos de productos de la marca L’Oréal desde Getafe a Elgoibar.

Sin embargo, Juan hizo un cambio en su camino, ya que se dirigió a un polígono de San Fernando de Henares (Madrid), donde le esperaba su colaborador y otras dos personas, quienes se llevaron el vehículo y les recompensaron económicamente. Finalmente, los dos acusados se trasladaron hasta un pueblo de Burgos, donde llamaron a la Guardia Civil para denunciar que les habían robado el camión.

Las autoridades no tardaron mucho en descubrir a los dos ladrones que fueron puestos a disposición judicial. Mientras tanto, en compensación por lo ocurrido, la multinacional de distribución tuvo que hacerse cargo de pagar 60.000 euros a L’Oréal para compensar por el robo. «La Audiencia Provincial de Madrid condenó a los acusados por un delito de apropiación indebida y simulación de delito. Asimismo, debían responder civil y solidariamente con la cantidad de 60.000 euros a la empresa de transporte», explica Adrián Serrano, letrado de Ayuela Jiménez.

Pero el tribunal madrileño no se pronunció sobre la responsabilidad civil subsidiaria de la compañía del camión que conducía Juan ni la aseguradora, por lo que el caso fue elevado al Supremo, que estimó el recurso y, ademas, condenó como responsables civiles subsidiarios a la subcontratada y a la aseguradora. «El Tribunal Supremo señaló que la existencia de una cláusula en la que se excluye el pago por robo ha de ser catalogada como cláusula limitativa y no como fórmula delimitadora de la cobertura», explica Serrano.

Ver más en Expansion.com

 

Únete a nuestro canal de noticias Conductores Profesionales Oficial en Telegram pulsado AQUÍ y no te pierdas ninguna de nuestras notícias.

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

 

Leave a Reply