Un perro recorre tres kilómetros detrás de un coche fúnebre para despedirse de su dueña

La mascota no se separó de ella en ningún momento

Un perro recorre tres kilómetros tras el coche fúnebre de su dueña para acudir a su entierro
Es un ejemplo más de la lealtad de los perros con sus dueños más allá de la muerte. El pasado dos de marzo sufría la pérdida de su dueña, de la que no quiso separarse en ningún momento. Cuando llegó el momento de dar sepultura a los restos mortales de la mujer, un día después, el perro se resistió a abandonarla y persiguió al coche fúnebre durante tres kilómetros hasta el cementerio. Una vez allí, esperó junto al nicho a a que los familiares trasladaran el féretro y lo colocaran en su interior. El animal no se separó en ningún momento de su dueña y fue consolado por algunos de los familiares y amigos que acudieron a la ceremonia.


El vídeo fue compartido en Facebook por el malasio Leong Khai Wai y ha sido visto por más de 800.000 personas.
Las historia de fidelidad de los perros con sus dueños son infinitas. El pasado verano, una perra llamada Maya esperó pacientemente durante seis días a su dueña a las puertas del hospital de Elda, donde fue ingresada de urgencia por una apendicitis. o en argentina, donde «Collie» murió después de pasar nueve años en el cementerio de La Piedad, en el que fue enterrado su amo.