Un camionero ucraniano queda atrapado en un camino de tierra en Huesca por seguir el GPS

El camión iba desde Barcelona hasta Huesca y atendiendo las indicaciones del dispositivo circuló durante unos 4 kilómetros por un camino boscoso  de tierra entre Torres del Obispo y el despoblado de Castarlenas.

 

El conductor del tráiler, de nacionalidad ucraniana, intentó dar la vuelta pero el vehículo quedó atascado
AAPN Aragón

Había cargado la mercancía en Barcelona y se dirigía hacia Huesca para entregar el material en uno de los polígonos industriales de la capital oscense pero el GPS le jugó una mala pasada y tuvo que dormir en la cabina de su tráiler en un lugar entre Torres del Opispo y el despoblado de Castarlenas. A la mañana siguiente una grúa, con la ayuda de una excavadora, acudió a rescatarlo.

Ocurrió en la comarca de Ribagorza hace unos días. Esta vez, la víctima de los desvaríos del sistema de posicionamiento o de la aplicación utilizada fue un camionero de nacionalidad ucraniana. Siguiendo las indicaciones del GPS condujo el tráiler por la carretera N-123 y siguió por una pista forestal que parte de Torres del Obispo (Graus) y conduce al despoblado de Castarlenas, del mismo municipio. Allí termina el camino. El conductor había recorrido unos 4 kilómetros cuando se percató de que aquello era un bosque sin salida y decidió dar la vuelta en un campo de almendros. Pero al coger una curva se le hundió la caja y decidió parar. Era media tarde y optó por pasar la noche en la cabina.

Al día siguiente, los agentes de Protección de la Naturaleza de Graus (AAPN) recibieron un aviso para acudir hasta el lugar y supervisar los posibles daños medioambientales. Uno de los profesionales que participó en el operativo, Daniel Franco, explica que, según comentaron los vecinos de Torres del Obispo, «es habitual que los vehículos queden atrapados en esta pista por culpa del GPS y todos los años tienen varios casos». «El camionero, que solo hablaba ruso, se había guiado por una aplicación con su tablet», añade.

El seguro del camión envió una grúa para sacar el tráiler y fue necesario contratar a un maquinista de la zona que llegó con una excavadora mixta para acondicionar el terreno y posibilitar que la grúa se pudiera asentar en el camino.  «Fue necesario hacer un pequeño desmonte, tapar un pequeño agujero y cortar algunos árboles de las fincas particulares, cuyos dueños acudieron con motosierras para colaborar en el rescate», indica Franco.

La operación se prolongó durante casi seis horas.  Afortunadamente, la mercancía no era perecedera (material de obra). El camionero pudo regresar a la carretera y continuar viaje. Los agentes forestales recuerdan que «no hay que seguir el GPS al pie de la letra porque puede dar algún problema». Recomiendan, además, consultar los mapas y, en caso de duda, parar para comprobar la ruta.

Deja una respuesta