Un año del terrible crimen del camionero en Getafe y nada ha cambiado

Hoy se cumple un año del terrible asesinato de nuestro compañero Alexander Andreiev, que precisamente cumpliría hoy 46 años.

El suceso conmocionó al sector del transporte por carretera, que mostró su indignación a través de las redes sociales.

El crimen se produjo a las cinco de la tarde del jueves 18/02/2016, en la calle del Río Odiel, cerca de una conocida superficie deportiva, en el polígono industrial de Getafe. El compañero Alexander Andreiev cumplía ese día los 45 años. Pertenecía a la empresa Primafrío, especializada en transporte internacional refrigerado por carretera con sede en Molina de Segura (Murcia).

El camionero estaba descansando cuando se dió cuenta de que le estaban robando los palets de madera. Su reacción fue enfrentarse a los ladrones, una reacción natural de una persona que defiende lo suyo, el pan de su familia. Se enganchó a la ventanilla de la furgoneta, la del copiloto. Los ladrones, que iban tres, al verse sorprendidos se dieron a la fuga con la furgoneta.

unnamed (3)_mini

Nuestro compañero camionero de nacionalidad ucraniana, falleció sobre el asfalto, al ser aplastado entre la furgoneta y un camión que pasaba por el lugar. Era el día de su cumpleaños: cumplía 45.

En este polígono y en otras zonas se reproducen con cierta asiduidad los robos de palets. Aquí los vigilante echan cada día varias veces a los mismos delincuentes. Se pide más vigilancia y reconocen que al ser un hurto, es difícil parar este tipo de delincuencia. De momento todo sigue igual, nada ha cambiado desde el fatídico jueves 18 de febrero.
Nadie ha puesto soluciones sobre la mesa y se siguen dando infinidad de casos de robos a compañeros.

El siete de marzo del 2016 la Policía detiene a tres jóvenes por la muerte del camionero que falleció defendiendo su carga.

Se trataban de personas con edades entre los 21 y los 23 años que cuentan con antecedentes penales.

los detenidos -que que pasaron a disposición judicial en Getafe- son tres jóvenes de 21, 21 y 23 años, y contarían con antecedentes penales por lesiones, robos con violencia e intimidación y falsedad.

Según compañeros del volante, es habitual que este tipo de delincuentes roben los palés a los transportistas sin ninguna impunidad y a plena luz del día.

 

unnamed_(1)_mini[1]

Alexander Andreiev, era una persona sencilla, normal, como cualquier camionero, como uno de nosotros. Una persona que sólo trataba de defender lo suyo y se le fue arrebatada la vida en su puesto de trabajo por unos miserables.

Nos cuenta su hijo Román de 23 años, que a su padre le gustaba mucho su trabajo, los camiones, esta vida. «Yo he ido con el aveces de viaje». Ahora también trabajo en el sector del transporte, como mi padre». Todos le echamos de menos, él era feliz con su familia; Nos comenta Román muy afectado.

Todos somos Alexander Andreiev D.E.P.