Tú no eres de los 80 si no sabes que es este artilugio de coche

La tira de caucho de descarga de energía estática, se utilizaba en los turismos durante los 70 y 80. Algunos decían que se trataba de un sistema para evitar el mareo, otros que era para faldar con el coche.

Lo cierto es que debido al frotamiento del vehículo con el aire circundante durante la marcha, se produce un fenómeno denominado triboeléctrico (electricidad por frotamiento), es decir que el automóvil u objeto que roza contra el aire (en los aviones también se da), hace que se cargue con electricidad estática, pudiendo adquirir (dependiendo de las condiciones climáticas) un voltaje considerable, de unos cuantos miles de volts…”.

Estas cargas por frotamiento las observas en una de esas cortinas “de tiras” que normalmente observas en almacenes e inclusive en casas para evitar que entren las moscas u otro insecto. Así, por efecto del viento y el frotamiento directo de la gente que entra y sale, ésta cortina se carga de electricidad estática y, en determinado momento, al entrar un cliente se produce un arco con su cuerpo, produciéndose un sonoro ruido de “chispa” (algo así como un “tac” o “tic”) y se siente un molesto choque eléctrico, aunque inofensivo, ya que si bien el voltaje es alto, la corriente es baja y no representa peligro para la salud…”.

Carlos S.

 

Resultado de imagen de Electricidad estática

¿Quién no ha sentido alguna vez una descarga al cerrar la puerta del coche? La acumulación de carga eléctrica en nuestro cuerpo (por caminar por determinadas superficies, rozarnos con la ropa o la tapicería del coche, etc) puede provocar que exista cierta corriente eléctrica al tocar un conductor como el metal de la puerta del coche, lo que da lugar a un “calambrazo”.

Normalmente esto no supone un problema más allá que la desagradable sensación, que puede llegar a cansarnos bastante si nos ocurre cada vez que tocamos la puerta. Normalmente cuando nos pasa una vez, vuelve a ocurrir.

Estas descargas podrían llegar a ser peligrosas si el nivel de carga es alto (algo poco habitual), o generar una chispa que pueda inflamar el vapor que emana el combustible, algo peligroso en las los repostajes.

La petrolera Shell explica que puede existir un riesgo si tenemos electricidad estática en nuestro cuerpo, abrimos la boca del depósito y tocamos la superficie metálica, ya que se podría producir una chispa que inflamase los gases que salen del depósito.

Es el mismo motivo por el que no se permite hablar por el móvil en la estación de servicio, utilizar el mando a distancia o dejar encendidas las luces y el equipo de audio.

¿Cómo evitar el calambrazo?

Investigando un poco la sabiduría popular, nos encontramos con algunos trucos para evitar la transferencia de carga eléctrica. Ojo, estos hablan únicamente de evitar este calambrazo, para la máxima seguridad en una estación de servicio deberemos asegurarnos de que no existan los riesgos anteriores, y en todo caso dejar el respostaje en manos del personal de la estación.

 

  • Instalar la típica banda de descarga de energía estatica
  • Abrir la puerta, y tocar el techo del coche unos segundos
  • Salir del coche sin soltar la parte metálica de la puerta (agarrado a la puerta)
  • Cerrar la puerta con la rodilla
  • No utilizar materiales sintéticos en la ropa, o chanclas de espuma
  • Rociar la puerta y la tapicería con un spray anti-estático
  • Utilizar una pulsera antiestática específica que venden en las ferreterías (esto ya es extremo)

El peligro de tocar un coche

Es un ejemplo actual, durante los entrenamientos de Fórmula 1 de BMW en el circuito de Jerez. Aunque, en este caso, no se trata de un simple calambrazo por electricidad estática, tuvo que ver con el sistema KERS de regeneración eléctrica de energía en la frenada.

Fuentes | WikihowConsumerWolfson Electrostatics

HI

Comentarios

comentarios