TSJ: trombo sufrió camionero fuera del trabajo no es accidente laboral

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha dicho en una sentencia que confirma la dictada por un Juzgado de esta jurisdicción en junio de 2015 que el trombo sufrido por un camionero fuera del trabajo no puede ser considerado accidente laboral.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que el Juzgado de lo Social de Murcia al que correspondió el asunto en primera instancia declaró el demandante condujo el camión el 6 de septiembre de 2012 desde Ocaña (Cuenca) hasta el municipio murciano de Las Torres de Cotillas.

Una vez en las instalaciones de la empresa, recibió el encargo de dirigirse a una factoría distante unos 25 kilómetros para recoger un cargamento de material, lo que así hizo.

Una vez en el destino, llamó a sus jefes para pedir permiso con el fin de dirigirse a su casa a comer, que estaba ubicada en la misma localidad murciana, mientras se procedía a cargar el vehículo».

Tras darle el permiso que había pedido, llamó a su hija para que acudiera a recogerle, desplazándose ambos hasta el domicilio familiar.

La sentencia señaló que comió y se mantuvo en reposo, hasta que, «en un momento indeterminado, se empezó a sentir mal, trasladándose al servicio de urgencias del ambulatorio de Las Torres de Cotillas, donde, al sospecharse de una angina de pecho se ordenó su traslado a un hospital de Murcia».

En este centro hospitalario fue diagnosticado de una suboclusión trombótica, con lesión severa.

La sentencia desestimó la demanda presentada por el camionero y absolvió al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), a su mutua y a la empresa para la que presta sus servicios.

En su recurso ante el TSJ, que no ha prosperado, reiteró su solicitud de que sus dolencias y secuelas fuesen consideradas consecuencia del episodio sufrido aquel día y que, por tanto, fueran declaradas como accidente laboral.

La Sala ha rechazado la apelación porque coincide con los hechos declarados probados por el Juzgado que dictó la sentencia recurrida y porque tampoco se ha acreditado la producción «de ningún evento en tiempo y lugar de trabajo».

 

Fuente: Laverdad.es