El triste despertar de un Camionero a miles de kilómetros de los suyos

El triste despertar de un Camionero a miles de kilómetros de los suyos

 

Con el rugido del motor y tus ojos rojos empieza tu día, el sol todavía duerme, la gente, los pájaros, la vida…..todavía duermen y tú, tú ya estás despertando tus sentidos a base de café. Te pones en marcha y te mezclas entre los compañeros que ya ruedan sobre el interminable asfalto.

Tus sentidos están en alerta, sabes que no puedes permitirte un fallo y tu mente indomable te traslada al calor de tu familia, al calor de tu hogar, entonces la ruta se vuelve borrosa ante tus ojos cristalizados por esas lágrimas que recorren despacio tu cara y que no puedes evitar…..otra noche, otro día robado a tu familia, robado a tu vida. Con la mano te limpias los ojos y te convences de que tienes que seguir, por mantener la sonrisa de tus hijos, por mantener el bienestar de tu familia, porque tienes muchos cojones y las adversidades y contratiempos no te detendrán en tu lucha y al final te sientes orgulloso de ti mismo y te lo dices….!!!!!

Te sientes orgulloso de ti mismo, pero estás enojado. Tú sabes que tu trabajo, tu sacrificio…. no están pagados, nunca nada ni nadie te devolverán el tiempo robado a la infancia de tus hijos, jamás nada ni nadie le devolverá a tu mujer, a tu familia, ese apoyo tan necesario en muchas situaciones, ese apoyo que no puedes dar porque nunca estás y eso te duele, te duele muy dentro, ante esa impotencia aprietas los dientes y tus lágrimas brotan de nuevo.

NO ESTÁ PAGADO….la ruta mata diariamente a mucha gente y tú vives en ella, te juegas la vida cada minuto que sobre ella ruedas y no importa toda la precaución y atención que le dediques, porque sobre ella nunca estas solo, aparte de muchos otros factores.

Poco a poco va despertando el sol que con sus primeros rayos empieza a iluminar la vida, algunos pájaros vuelan ya y poco a poco la gente lo va invadiendo todo y tú sigues en tu ruta y tu familia, tu hogar, siguen en tu mente. Esta semana, la tercera desde que saliste….tampoco llegarás a casa. A tu hijo se le han caído algunos dientes…. y el ratoncito Pérez no estuvo para cambiar esos dientecinos por regalitos. Mañana cumple 7 años y tú no estarás…. tus dientes rechinan, respiras profundamente y tus lágrimas vuelven a nublar la ruta.

A quién le importas? Qué sabe la gente de ti? Quién sabe lo que sueña, lo que anhela tu corazón?
Tu jefe te llama para darte el siguiente destino…. NO, no es tu hogar….es cualquier rincón escondido en cualquier sitio. Tomas nota y le preguntas cuando volverás a ver, a estar ese día y medio con tu familia. Entre otras, la respuesta puede ser esta…» En el paro tendrás mucho tiempo para tu familia»
Tu primer pensamiento es estrangularlo, pero te callas….en tu casa no puede faltar el pan y sabes que tu jefe, apoyado por políticos y fuertes empresarios no te dejan otra opción, aprietas dientes y puños y sigues en la ruta.

Hoy, la puesta del sol ha sido preciosa, la oscuridad vuelve a ser la reina de la vida, la luna está creciendo, los pájaros ya no vuelan y la gente a regresado a sus casas y tú sigues rodando….tu jornada es el doble de la de cualquier trabajador. Ya vas a parar, tu camión descansará 9 horas, tú, si te das prisa en cocinarte algo, ducharte, hablar con tu familia y tus pensamientos te dejan….podrás dormir algo más de seis horas.

Entiendo la pasión de muchos por el camión…. pero realmente, el camión les roba lo más preciado d sus vidas …..Esto no está pagado….nunca recuperaran ese tiempo arrebatado a sus vidas.
Triste pero CIERTO.

 

El triste despertar de un Camionero a miles de kilómetros de los suyosEnvíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053