Un tribunal dictamina que manipular el tacógrafo, solo es delito si es cometido por la empresa

La Primera Sección del Tribunal de Casación dictaminó el 2 de mayo de 2019, que manipular el tacógrafo es un delito solo si es cometido por la empresa de transporte, incluso si el conductor lo realizó de forma independiente.

Con un nuevo fallo (el número 18221 del 2 de mayo de 2019), los jueces de Casación vuelven a lo que el mismo Tribunal decidió en 2017 sobre un asunto judicial controvertido, es decir, si la manipulación del tacógrafo del camión es un delito o debe ser castigado con una simple sanción administrativa.

Este problema surgió después de que la Policía de Tránsito comenzó a informar a los conductores, y en varios casos también a los propietarios de vehículos, por la violación del artículo 437 del Código Penal, que castiga la manipulación de las herramientas utilizadas para prevenir accidentes en el trabajo. Después de las primeras condenas penales, se hicieron apelaciones a la apelación y a la Casación, lo que llevó a la Corte Suprema a decidir sobre el asunto. La sentencia del 2 de mayo confirma una orientación que ya ha surgido anteriormente, a saber, que la manipulación es un delito solo si lo lleva a cabo el propietario del vehículo, mientras que el conductor debe responder solo por la violación del Artículo 179 del Código de Carreteras, y luego pagar una multa.

La sentencia 18221/2019 se deriva de la apelación presentada en el Tribunal de Casación por el Fiscal del Tribunal de Apelación de Reggio Calabria contra la absolución de un conductor por el hecho de violar el artículo 437 del Código Penal porque fue descubierta de forma flagrante por la conducción de Polstrada. Un camión que montaba cuatro imanes en el tacógrafo.. La manipulación se determinó durante la investigación preliminar y el mismo conductor había confesado haber instalado los imanes para superar los tiempos de conducción porque quería regresar a casa por motivos familiares. El conductor fue absuelto por el magistrado porque “en tal caso, la infracción administrativa contemplada en el artículo 179 del Código de Carreteras se mantendría integrada, como un caso especial con respecto al delito mencionado en el artículo 437 del Código Penal. , que castiga el hecho de colocar, retirar o dañar el equipo destinado a evitar accidentes en el trabajo “, como lo explica la sentencia de la Casación.

Contra esta absolución, el Fiscal apeló a la Casación, declarando que las necesidades de prevención deben ser satisfechas en un sector especialmente sensible a la seguridad pública. Pero el juez de Casación también confirmó la interpretación de Gip, rechazando así la apelación. El juez considera que el conductor que viaja con el tacógrafo alterado o alterado está sujeto únicamente a la sanción administrativa prevista en el artículo 179 del Código de Carreteras porque considera que “existe una relación especial entre esta infracción administrativa y el delito al que se hace referencia en Artículo 437 del código penal “.

La sentencia de la casación.señala que “el caso incriminatorio bajo el artículo 437 del código penal tiene una” amplitud “mayor que la provista por el artículo 179 del Código de Carreteras, ya que, mientras el primero identifica, entre los sujetos activo, todos aquellos que están sujetos a la obligación de prevenir, por medio de equipos, dispositivos o señales, desastres o accidentes en el trabajo, el segundo tiene como único destinatario al conductor de los medios de transporte, y también al alcance de la conducta típica. es mucho más extenso que el del caso administrativo, en relación con, como se mencionó, la mera puesta en circulación de un vehículo con un tacógrafo faltante o manipulado “.

El texto agrega que “el delito previsto en el artículo 437 del código penal italiano está destinado a proteger la seguridad pública en relación con el entorno laboral, imponiendo la adopción de las herramientas preventivas necesarias contra el riesgo de desastres o accidentes, para que el caso en cuestión aparece claramente orientado a regular las actividades empresariales. 

De ello se deduce que, en cualquier caso en el que la alteración del tacógrafo haya sido realizada directamente por el conductor del vehículo por motivos no imputables al ejercicio de la actividad comercial, el caso de infracción administrativa en virtud del art. 179 del Código de Carreteras, con la consiguiente exclusión, de acuerdo con lo dispuesto en el art. 9 ley n. 689 de 1981, de la hipótesis criminal a que se refiere el art. 437 cod.

 

Por otro lado, cuando la infracción ha sido cometida, directamente por el empleador, o en cualquier caso a su disposición, y en cualquier caso por motivos relacionados con el desempeño de la actividad comercial, parece ser totalmente compatible con la proporción del delito previsto por el ‘arte. 437 cod. pluma. configure este caso ofensivo (por lo que la Sección 1, No. 2200 de 12/9/2017, Gallini,

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTIFICACIÓN 18221, DE 2 DE MAYO DE 2019, SOBRE LA ABSOLUCIÓN DE UN CONDUCTOR POR EL CRIMEN MANOMISSACHIGRAFO

 

Ver más en – Trasportoeuropa.it

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios