Tragar con las cargas y descargas, a pesar de las recomendaciones de la UE, además sin cobrar un céntimo

Al Sr. ministro no le preocupan lo más mínimo los conductores de este país.

¿AL SERVICIO DE QUIEN ESTÁ?

Una vez más y ya no se cuántas van, nuestro querido ministro hace oídos sordos (cosa que por cierto es lo que mejor se le da cuando se trata de algo que pueda beneficiar a los conductores) a las recomendaciones de la UE en referencia a la posibilidad de prohibir que nos tengamos que tragar las cargas y descargas, además la inmensa mayoría de nosotros sin cobrar un céntimo por hacerlas, y no las prohíbe, alegando no sé que dificultades para hacerlo .

Si quiere le digo yo cual es la dificultad, es ni más ni menos que mantener contentas a las asociaciones de transportistas, esas a las que nuestro querido ministro nunca defrauda, por cierto.

Lo que no entiendo es que los que en teoría deberían defender nuestro derechos, estén una vez más y ya he perdido la cuenta de cuentas van, desaparecidos.

¿Por qué los sindicatos no han puesto el grito en el cielo y hecho lo que supone que deben hacer: defender los derechos de los trabajadores?

Pues no tengo ni idea, será cosa de la cuarentena, ¡vamos digo yo!
no seamos mal pensados, aunque la verdad es que  motivos no nos faltan para serlo .

podríamos pensar por ejemplo que puede ser, que es por qué los dos pertenecen a los partidos que están gobernando este país.

¡pero no lo vamos a hacer!

pensaremos que es un efecto secundario del COVID19.

pero lo que si no queda claro es que el Sr. ministro no le preocupan lo más mínimo los conductores de este país.

primero fue el aumento de horas diarias de conducción y la reducción de las horas de descanso diarias.

Dudosa medida que rara vez trajo beneficio a los conductores, más reporto bien un claro beneficio a los empresarios de transporte.

Como decía San Ignacio de Loyola : «en tiempos de tribulación, no hacer mudanza «.
Si usted Sr ministro no entiende la complejidad del transporte, busque asesores capacitados para ello, pero que no sean todos del mismo lado, después pasa lo que pasa.

Por eso no es extraño que a veces nos preguntemos:
¿AL SERVICIO DE QUIEN ESTA?

Este artículo está escrito por Juan Novoa.

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

Un comentario

  1. El problema no es el ministro, de ninguna manera. El problema son los sindicatos q tienen q requerir del susodicho ministro la autorización o en su defecto estudiar entre ambas partes la solución a dicho tema de las descargas y cargas departe del conductor. Eso son políticas arcaicas poner la salud de los conductores en manos de patrones y empresas explotadoras, porq eso se debe llamar por su nombre. Alguien se habrá preguntado cuánto dinero se ahorran las empresas y transportistas por esta situación, pero de seguro nadie se ha preguntado las enfermedades ocupacionales q adquieren los conductores con esta actitud arcaica de empresas y trabajadores. Además las personas q ejercen la profesión de cargadores, son personas preparadas para este tipo de trabajo, como caen conductores como arroz picado por estas eventualidades, menos mal la licencia dice es conductor

Deja una respuesta