Toda la verdad para defender las PYME y chóferes españoles

Tradime ha puesto toda la carne en el asador para defender a las pequeñas empresas y a los chóferes españoles

Muchas compañías de transporte españolas han abierto empresas buzón o subcontratado a otras en Europa del Este. De este modo, se benefician de las legislaciones laborales y sociales de esos países, mucho menos protectoras y más ventajosas para las empresas que las leyes españolas.

No hay más que fijarse en los datos del salario mínimo interprofesional: 707 euros en España frente a los 276 euros en Rumanía, el principal país «exportador» de transportistas.