Tag Archives: Jubilación camioneros

Fallece en accidente un camionero de 68 años que debería estar jubilado, en Bergen op Zoom (Países Bajos)

Un camionero de 68 años, que a pesar de su avanzada edad, estaba trabajando en activo, ha fallecido en un accidente ocurrido en los Pises Bajos, concertadamente en Bergen op Zoom.

El camionero (68 años) de Tilburg murió en accidente en Bergen op Zoom

 

Un camionero de Tilburg de 68 años murió el miércoles por la noche después de un accidente en el Randweg-Noord en Bergen op Zoom.  Según apunta Bd.nl, ningún otro conductor estuvo involucrado en el accidente.

El accidente ocurrió alrededor de las 8.05 de la tarde. Según la policía, el conductor del camión probablemente se ha sufrido algún mal y, como resultado, ha sufrido una salida de vía, rodando sin control por las inmediaciones. El camión después del suceso se detuvo en una pendiente al otro lado de la carretera. 

Las salidas hacia y desde el A4 estuvieron cerradas por algún tiempo debido al trabajo de rescate.

La seguridad en la carretera es cosa de todos. El gobierno se gasta grandes cantidades de dinero en campañas sobre seguridad vial sin afrontar posiblemente el mayor problema que existe en nuestras carreteras, la avanzada edad de algunos conductores.

Muchos son los estudios científicos que indican que existe una relación directa entre la edad de las personas y la pérdida o disminución de las facultades cómo el oído , la visión, los reflejos, la atención, etc.

Cuando nos metemos con nuestro vehículo en carretera, estamos rodeados por otros conductores. Son miles los camiones con los que nos cruzamos en nuestro camino.

Pido vuestra firma para que a los conductores de camión y autobús se les jubile a los 60 años y a los conductores de camión de mercancías peligrosas a los 55 años. Esto es una cuestión de seguridad para todos, a diario cientos de camiones cargados con productos tan peligrosos como hidrógeno o gas cloro se cruzan en nuestro camino y espero que el conductor de ese camión se encuentre en perfecto estado para realizar su trabajo, pues un fallo causado por una falta de atención podría causar un desastre inimaginable.

También se debe limitar la edad de los conductores de turismos a un máximo de 80 años por su propia seguridad y la de los demás.

Los conductores de camión y autobús con 60 años cumplidos , habiendo trabajado los últimos 15 años como conductor y teniendo cotizado un mínimo de 35 años y los conductores de transporte de mercancías peligrosas con 55 años cumplidos  habiendo trabajado los últimos 15 años como conductor de mercancías peligrosas y teniendo cotizado un mínimo de 30 años deben se jubilados.

Por favor, si estas de acuerdo únete a esta petición Firmándola en Change.org, siendo muchos conseguiremos cambiar las cosas.

A partir de los 55 años, precisa, comienzan a aparecer síntomas que, a la larga, merman la capacidad de conducir. Aunque no es posible generalizar, a medida que pasan los años decaen las condiciones psicofísicas: el anciano pierde visión y capacidad auditiva y, sobre todo, necesita más tiempo de reacción. “Le resulta difícil discriminar objetos en movimiento”.  El 67% de los mayores de 65 admite que ha perdido reflejos y que se siente más inseguro al volante, según un estudio sobre ancianos y seguridad vial de la Fundación Mapfre. La capacidad más disminuida es la vista (45%) seguida de los reflejos (25%) y el oído (17%), precisa el mismo informe, publicado en Elpais.com.

La circulación a velocidad anormalmente reducida, los cambios bruscos de dirección y la conducción en sentido contrario son algunos de los comportamientos de más riesgo asociados a la vejez. Hay otros -dificultades para aparcar, para respetar las señales o para circular en línea recta-, pero tienen menor incidencia en los accidentes de tráfico.

Para las asociaciones de víctimas, el riesgo es evidente y hay que ponerle freno. “Los ancianos intentan suplir la falta de reflejos yendo más despacio, y eso a veces es un problema. Otros se toman una copa, porque lo han hecho toda la vida, y puede ser letal”, sostiene Mar Cogollos, de Aesleme, una asociación que estudia las lesiones de médula causadas por accidentes. En una línea similar se expresa Ana María Campo, presidenta de Stop Accidentes, que trabaja en un proyecto para sensibilizar a los mayores: “Llega una edad en que la gente piensa que lo sabe todo. Cuesta mucho educar a los ancianos. Lo primero que te dicen es que nunca les ha pasado nada”.

Como la práctica totalidad de los expertos, Cogollos y Campo rechazan la imposición de límites de edad. Una medida así sería discriminatoria y vulneraría el derecho de los ancianos a la movilidad. Pero consideran que hay que trazar alguna frontera. Cogollos propone, por ejemplo, que la Administración pueda someterles a pruebas más exigentes si algún familiar observa anomalías al volante. O que se limiten sus movimientos a un radio de determinados kilómetros desde su casa. “Así no generalizaríamos, pero daríamos respuesta a familias desesperadas”, subraya.

Cada vez hay más personas, admite la DGT, que buscan ayuda para convencer a sus ancianos de que deben dejar el coche en el garaje porque es demasiado peligroso. Campo recibió una de esas llamadas de alerta. Los hijos estaban preocupados porque, desde la última revisión, el padre “había causado tres accidentes y parecía que todo le daba igual”. Campo admite que este proceso puede ser traumático. “Cuando les arrancas el carné, es como si les arrancaras el corazón. Pierden su autoridad y su autonomía”.

Donde las asociaciones de víctimas ven cierta soberbia, las de mayores constatan la “experiencia, criterio y prudencia” de los ancianos, según Mayte Sancho, psicóloga y asesora de la Fundación Instituto Gerontológico Matía (Ingema), quien subraya que se trata de un colectivo “muy heterogéneo” y que “no es lo mismo hablar de una persona de 65 años que de otra de 85”. ¿Cómo debe gestionarse el espinoso asunto de hablar con un anciano que no sea consciente de los riesgos para que deje el carné? Según Sancho, lo ideal es que el propio conductor sea consciente, aunque admite que “a veces sería conveniente” intervenir de forma más tajante. “Pero el límite lo ha de poner la enfermedad, no la edad”.

Los expertos coinciden en que los ancianos poseen mecanismos que, en parte, compensan su pérdida de capacidad al volante. Así, circulan de día, evitan zonas conflictivas y reducen a la mínima expresión el uso del vehículo. “Una cosa es la capacidad y otra, el comportamiento. Los mayores controlan el riesgo y se adaptan a las circunstancias. El problema llega cuando el anciano no es capaz de compensar sus deterioros. Ahí es donde hay que intervenir y el conductor debería abandonar la actividad”, añade Luque.

“Los ancianos son experimentados y prudentes y conocen sus límites”, tercia Luis Martín Pintado, que a los 72 años preside la Unión Democrática de Pensionistas y Prejubilados que aglutina a 2.400 organizaciones de mayores en España. Martín refiere el caso de un amigo suyo que, a los 79 años, sufrió un accidente grave: entró demasiado deprisa en una carretera y el coche volcó. “Los hijos le hicieron ver que no debía comprarse otro coche. El hombre lo ha pasado francamente mal, aunque al final lo ha aceptado”, dice Martín, que reclama la intervención de psicólogos para paliar el malestar de las personas mayores. Él afronta su propio destino con humor: “Le he dicho a mi mujer que, si nota que me voy demasiado para la derecha, lo dejo”.

El presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas, José Miguel Báez, coincide en que los ancianos “son más prudentes, porque poseen mayor percepción del riesgo”. Los jóvenes, en cambio, “son más ágiles, pero más temerarios”. A juicio de Báez y de la mayoría de expertos, lo más importante es mejorar la formación en seguridad vial de los ancianos y exigir reconocimientos médicos más severos y exhaustivos.

Según el estudio de la Fundación Mapfre, el 81% de los ancianos cree que la educación vial para mayores es insuficiente. Y casi la mitad admite que no está al día de los cambios de señales y de normativa de tráfico. “Hay que refrescar conocimientos. La formación ha de ser continua porque hay muchos cambios. No estaría mal una puesta a punto”, razona Báez. “Desde que nos dan el carné a los 18, ya no pasamos más revisiones a pesar de que cambian las leyes, los coches, la tecnología… Hace falta reciclaje”, coincide Campo, de STOP Accidentes.

El talón de Aquiles del sistema, sin embargo, son las revisiones médicas. Solo el 3% de los mayores de 65 años que se presentan al reconocimiento preceptivo no lo supera. Y eso que más del 30% de los ancianos sufre deterioros visuales de distinta índole. Los expertos critican la ligereza con la que, a su juicio, se prorrogan los permisos. Y denuncian las carencias de esta clase de pruebas.

“La conducción puede llegar a ser un problema de seguridad vial que afecta a terceros. Por eso hay que poner mucho cuidado con las revisiones. Han de ser más estrictas, como las ITV de los coches”, indica José de las Heras, coordinador del proyecto madurez vital de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (Ceoma). Hay quien miente en los reconocimientos: afirma que no toma pastillas cuando sí lo hace -el médico no puede comprobarlo- o “dice que tiene cera en los oídos cuan en realidad es que oye mal”, según De Las Heras.

Los reconocimientos médicos deberían ser más “exhaustivos” porque, entre otras cosas, “los factores psíquicos se escapan y luego pasa lo que pasa”, advierte Sancho, de Ingema. Luque recuerda que, desde 1997, la renovación de permisos se puede dar con condiciones: fijar periodos de revisión más cortos, límites de velocidad y de entorno, o la obligación de ir en compañía. Aunque admite que no hay tradición en aplicar estas medidas, que son “muy excepcionales”. La actual normativa indica que, a partir de los 65 años, las revisiones se hacen cada cinco años. Antes, se hacía cada dos años a partir de los 70.

El debate está abierto y los expertos miran también lo que ocurre en otros países. Italia se plantea retirar el carné a los mayores de 80 años y, en Japón, se dan premios y promociones comerciales a los mayores que entregan las llaves del coche de forma voluntaria. En algunos Estados de EE UU también se han aplicado limitaciones por edad, aunque no se han demostrado eficaces.

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

HI

¡¡Jubilación a los 60!! Muere un camionero de 61 años aplastado entre la tractora y el semirremolque en Italia

El jueves en el interporto, el hombre perdió la vida, aplastado por su camión.   Un camionero marroquí de 61 años, desde cuarenta años en Italia, buen trabajador y residente en Cadeo.

Camionero – Imagen de archivo

Aplastado entre la tractora y su remolque.

Así, según los resultados preliminares, Ali Wahabi, un conductor marroquí de sesenta y un años que había estado en Italia durante cuarenta años , murió en la provincia de Piacenza , entre Carpaneto , Pontenure y, durante un par de años, Cadeo .

El trágico accidente en el trabajo tuvo lugar el jueves en un área de logística en la provincia de Parma, en el Interporto: empleado de una empresa de camiones napolitana, Wahabi, en la noche entre el miércoles y el jueves, terminó aplastado por el remolque de su camión mientras recogía una carga. muriendo en el lugar.

Deja a su esposa y cuatro hijos: se le realizó una autopsia en el cuerpo.

 

Ver más en – Parmapress24.it

 

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Una moción insta al gobierno a rebajar la edad de jubilación de los camioneros y prohibir las labores de carga y descarga

La moción expone el empeoramiento de las condiciones de trabajo de los conductores profesionales.

El Senado ha aprobado una Moción en la que se insta al Gobierno a adoptar medidas legales para la mejora de las condiciones sociales y laborales de los transportistas, informa Fenadismer. La Moción ha sido promovida por Esquerra Republicana de Catalunya y plantea entre otros asuntos rebajar la edad de jubilación de los conductores profesionales así como prohibir que realicen las labores de carga y descarga.

De hecho, algunas de las medidas planteadas vienen recogidas en la Tabla Reivindicativa planteada por las asociaciones nacionales de transportistas al Gobierno para su próxima negociación, apuntan desde la organización que preside Julio Villaescusa.

Tal y como relatan desde Fenadismer, la Moción debatida, cuya ponente ha sido la senadora de ERC Laura Castel, expone las cada vez peores condiciones de trabajo de los conductores profesionales, las cuales están afectando de forma preocupante a los índices de siniestralidad y morbilidad, por lo que dicha actividad profesional es “reconocida como de alto riesgo por la Organización Internacional de Trabajo”.

Asimismo la Moción pone de relieve que el sector del transporte en España está caracterizado por “una presencia importante de conductores de avanzada edad y con facultades físicas afectadas, a lo que se le suma la presión que reciben en los centros de carga y descarga de las mercancías, donde muchas veces se utiliza la denominada “cláusula de pacto en contra” prevista en la Ley 15/2009 de Contrato de Transporte Terrestre de Mercancías, para obligarles a realizar operaciones de carga y descargasin ningún medio de seguridad o formación mínimos. Esta práctica, que la Ley recoge como una excepción, se ha convertido en algo habitual por la falta de capacidad de negociación que tienen tanto pymes como autónomos con las empresas cargadoras”.

Otras cuestiones que también detalla la Moción son las relativas a las remuneraciones de trabajo de los conductores, basadas en muchas ocasiones en una cantidad fija por kilómetro, así como el abuso en el pago a los trabajadores a través de las dietas que ocasiona una infracotización.

También se cita el aumento de la contratación de falsos autónomos o la deslocalización de grandes empresarios en países del Este por sus menores costes laborales, para continuar operando en España, como prácticas que conforman el fenómeno conocido como “dumping social”, lo que implica una clara competencia desleal que afecta directamente tanto al sector del transporte como a la economía en general, continúan desde Fenadismer.

En concreto, la Moción Parlamentaria aprobada insta al Gobierno a promover las siguientes medidas:

  • En desarrollo de la Proposición no de ley aprobada por el Congreso de los Diputados en Marzo de 2017, promover un plan de acciones que luche contra el dumping social, mejore la cooperación en materia de inspección y control para combatir las prácticas abusivas laborales y sociales en el sector del transporte por carretera, y controla el transporte realizado en nuestro país por los transportistas establecidos en otros países de la Unión Europea.
  • Modificar la Ley de Contrato de Transporte Terrestre para prohibir que el conductor realice las labores de carga y descarga, sin posibilidad de pacto en contrario.
  • Establecer coeficientes bonificadores al trabajo efectivo realizado por los conductores profesionales que permita rebajar la edad ordinaria de jubilación.
  • Establecer como infracción muy grave en materia de transporte, con pérdida de honorabilidad, las relativas a los incumplimientos por parte de las empresas de transporte de los derechos laborales de sus trabajadores

 

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI