Sufre un accidente en moto en la entrada de Barcelona y lo dejan a su suerte

Si un motorista sufre un accidente y lo ves, lo que todos pensaríamos es en parar e intentar ayudar, socorrer o auxiliar al accidentado. Ya no solo porque lo obliga la ley sino porque es lo lógico y lo humano. Sin embargo, algunos son tan poco humanos que llegan al punto de olvidarse que la vida es lo más preciado que tenemos.

Esta mañana se ha publicado tanto en la web de la Generalitat de Catalunya como en las redes sociales de los Mossos d’Esquadra un comunicado y un vídeo en el que un motorista sufría un accidente el pasado 16 de febrero en la C-31 y quedaba tendido en el asfalto. El coche que iba detrás, un taxi, frena para no atropellarlo y simplemente se aparta con cuidado y se marcha. Dejando a la víctima tendida en el suelo.

Al margen de todos los argumento morales que puedan aparecer ahora en nuestra mente, el Código Penal establece en su artículo 195, que  el que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses.

El resto de vehículos de la vía sí pararon y socorrieron a la víctima.

Ha sido gracias a las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del punto donde se produjo el accidente, que los investigadores han podido identificar al conductor del taxi que ha estado denunciado administrativo por abandonar el lugar del accidente sin atender a la víctima.

Desde Mujeres Moteras mostramos nuestro pesar a tanta crueldad por presenciar un accidente y tener la sangre fría como para apartarte y seguir tu camino dejando el cuerpo de la víctima tendido en el asfalto a su suerte.

Espero que el juez que juzgue este caso cargue con todo el peso de la ley.

 



Fuente: Mujeresmoteras.com

HI

Comentarios

comentarios