¿Se pueden adaptar a GLP motores de gasolina con inyección directa?

¿Se pueden adaptar a GLP motores de gasolina con inyección directa?

Convertir el motor de tu coche en un propulsor que funciona mediante GLP es algo que puede convertirse en una alternativa para ahorrar en combustible, pero… ¿se puede hacer la adaptación a GLP de un motor gasolina con inyección directa?

Manuel Martínez, lector de Autofácil de Sevilla, nos hizo llegar una de sus dudas sobre el automóvil a la sección de cartas de la revista Autofácil. Su duda tenía que ver sobre la posible o no adaptación de un motor de inyección directa a GLP. Pregunta: “Quisiera saber si se puede adaptar el propulsor de inyección directa de un coche de 2017 para que funcione con GLP. Pregunté acerca de esta cuestión en dos talleres especializados en conversiones a GLP y me dijeron que lo consultarían y me llamarían, pero nunca se han puesto en contacto conmigo. ¿Existe algún problema de tipo técnico?”

Respuesta de Álvaro Sauras, jefe técnico en Autofácil:Efectivamente, existe un problema con las adaptaciones a GLP de vehículos con sistemas de inyección directa. La cuestión es sencilla: un coche de inyección directa de gasolina lleva sus únicos inyectores en la cámara de combustión -en uno de inyección indirecta, estos se sitúan antes de la misma, en el colector de admisión-.Sin embargo, para funcionar con GLP, en cualquier vehículo es necesario montar un segundo juego de inyectores específicos para ese combustible. ¿El problema? Que, al funcionar en modo GLP, por los inyectores de gasolina no pasa combustible y no se refrigeran, por lo que estos pueden llegar a calentarse en exceso. Esto no significa que no pueda existir un coche con GLP e inyección directa y, de hecho, existen. Sin embargo, suelen ser los propios fabricantes los que ofrecen estos motores con inyección directa y GLP porque, cuando los fabrican, reemplazan los inyectores de gasolina por unos modificados y capaces de soportar más temperatura. Normalmente, resuelven el problema empleando unos inyectores que conducen mejor el calor, así como montando piezas aislantes de teflón: un material plástico antiadherente que puede resistir sin problema temperaturas de hasta 270º.

El resultado es que, a la hora de modificar un coche de inyección directa de gasolina para usar GLP, hay que tener bien claro que los inyectores de gasolina que monta el citado motor van a poder soportar el sobrecalentamiento sin problemas… o ajustar el sistema de inyección del GLP para que no se alcancen temperaturas muy altas en la cámara de combustión -lo que causaría el sobrecalentamiento de los inyectores de gasolina-. Aunque, en este último caso, se perderían prestaciones. A grosso modo, este es el motivo por el que los talleres especializados en conversiones -entre ellos, los dos que has consultado- se muestra tan reticentes a realizar adaptaciones de GLP sobre este tipo de propulsores.

 

Fuente – Autofacil.es

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

 

HI

Comentarios

comentarios