¿Se puede pisar la linea continua para superar a un ciclista?

bicicleta ciclista

La reciente reformulación del Código de circulación (CE) que ha asignado mayores protecciones a los ciclistas ha traído consigo una medida esencial en la forma del espacio obligatorio que los conductores deben dejar lateralmente a los ciclistas siempre que los sobrepasen – 1,5 metros.

Esta es la distancia lateral mínima que los conductores de automóviles tienen que dejar para un ciclista, bajo riesgo de poder causar una posible situación de accidente. El mismo es válido si están dos ciclistas al lado, siendo el número máximo permitido para que circulen lado a lado.

 

Para adelantar a un ciclista está permitido pisar una la línea continua,  algo que no es muy conocido por muchos conductores y que, incluso, de algún modo parece contradecirse con el aprendizaje que recibieron muchos: «una línea continua sobre la calzada significa que ningún conductor con su vehículo o animal debe atravesarla ni circular con su vehículo sobre ella ni, cuando la marca separe los dos sentidos de circulación, circular por la izquierda de aquélla.»

Pero se trata de un supuesto excepcional que contempla la posibilidad de pisar la línea continua para rebasar a un vehículo inmovilizado, a un peatón y vehículos de tracción animal, además de ciclos, ciclomotores y bicicletas.

 

Es importante añadir que la frase completa incorpora el lógico «después de haberse cerciorado de que se puede realizar la maniobra sin peligro». Es decir, si la maniobra es del todo legal: la línea longitudinal continua puede pisarse siempre y cuando ocupar el carril contrario no suponga un riesgo para otros ocupantes de la vía ni a uno mismo. En caso contrario habrá que reducir la velocidad y esperar el momento oportuno circulando detrás de la bicicleta —no al lado— a una distancia prudencial.

El hecho de que adelantar a un ciclista se englobe entre esos supuestos expcecionales que permiten pisar una línea continua —siempre que las condiciones de la carretera, tráfico y visibilidad sean las adecuadas— es muy indicativo de la importancia que tiene mantener la distancia de seguridad de al menos 1,5 metros a la hora de rebasar a una bicicleta.

Además de respetar la distancia de seguridad lateral es igual de importante adecuar la velocidad:ni tan lento que alargue demasiado el adelantamiento, ni tan rápido que el rebufo pueda afectar a la estabilidad del ciclista.

Este vídeo es un ejemplo de por qué al rebasar a un ciclista hay que anticiparse a cualquier obstáculo estático o en movimiento que pueda presentarse durante la maniobra de adelantamiento: debido a la proximidad del árbol al borde de la carretera el conductor del vehículo hace un movimiento instintivo para evitarlo. Esto, unido a que pasa muy cerca de los ciclistas, resulta en que ese leve movimiento lateral del vehículo termina golpeando y tirando al suelo a varios de ellos.

No respetar la distancia lateral de 1,5 metros de separación puede suponer una multa de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carné.

 

Blog.citroen.es

HI

Comentarios

comentarios