Reflexión del hijo de un camionero. «Este es el infierno que está pasando mi padre»

Reflexión del hijo de un camionero. «Este es el infierno que está pasando mi padre»

Imagínate que consigues el trabajo de tus sueños, durante años has luchado para conseguirlo y te ha costado mantenerlo pero ahí lo tienes, el trabajo de tus sueños. Pasan los años y tu sigues en tu trabajo, tu vida va cambiando, te haces mayor pero tu trabajo no cambia, sigues siendo igual de feliz. De repente una pandemia mundial provoca el parón de muchos trabajos pero, de los cuales tú dependes para literalmente seguir viviendo. Tú sigues trabajando, porque te obligan a seguir trabajando ya que perteneces al sector primario, pero no puedes ni comer ni ducharte y mucho menos disponer de un baño. Esto se repite toda la semana puesto que tú estás fuera de casa de lunes a viernes (con suerte). Reclamas, pero nadie te escucha y tú mientras sigues sin poder comer, sin poder ducharte…..vas perdiendo kilos pero todos están demasiado ocupados como para escucharte.

Otros intentan dar soluciones; «Prepárate tuppers y bocadillos el domingo que estás en casa y te los vas comiendo». Pues bien, ya me gustaría ver como os coméis el tupper del viernes llevando casi una semana contigo fuera de la nevera.
«Deja de trabajar, por el coronavirus no te pueden obligar». SI TODOS PENSARAMOS ASÍ NO HABRÍA NADA EN LOS SUPERMERCADOS.

Acorralado y sin saber que hacer intentas buscar soluciones para poder seguir trabajando dignamente pero no encuentras nada y entonces es cuando te das cuenta que tu trabajo de toda la vida, el trabajo de tus sueños se acaba de convertir en tu peor pesadilla.
NADIE hace nada por tí. Te has quedado SÓLO.

FIN.

Aquí tienes tu reivindicación papá vamos a dar voz a los que gritan pero que nadie escucha!

Este es el infierno que está pasando mi padre. Él es camionero (sector primario) y gracias a todos ellos muchos de los productos que usamos se siguen reponiendo en los supermercados. Por culpa del coronavirus muchas, por no decir todas, las áreas de descanso, restaurantes y bares donde los camioneros comían, se aseaban o descansaban han sido cerradas. Esto me parece bien ya que muchos otros bares han cerrado pero me parece impresionante que lo hayan hecho sin buscar una alternativa para todos ellos.

 

Pues bien la situación es esta: si tienes suerte para poder comprarte algo en el Mercadona (MUCHA SUERTE puesto que camiones de materia peligrosa deben aparcar a por distancia de la población ) ese día comerás y si te compras una botella de agua pues te darás un lavao de gato. Al día siguiente Dios dirá. Y así sucesivamente.

Y mi pregunta es ¿tanto cuesta poner unos baños portátiles, unas duchas portátiles o unas máquinas expendedoras ? Repsol y muchas de las gasolineras y empresas deberían hacerse cargo de estos servicios ya que tras años de confiar en ellos, repostar, dejarte el dinero en sus áreas ahora te dejan tirados cuando tienen que garantizar unos servicios mínimos como áreas de descanso.

Un trabajo sacrificado donde pasas de lunes a viernes fuera en tu cabina del camión sin tu familia, sólo. Y encima ahora con más putadas porque sí, Esto es una PUTADA pero en MAYÚSCULAS.
Como dice mi madre….llega el viernes y mi padre llega a casa, puede ser que esté contagiado o no, pero lleva toda la semana sin poder ducharse y mucho menos lavarse las manos. Mi padre tiene 53 años (perdón papá por decir tu edad jajaj) y NADIE merece trabajar así.

Todos los días hablo con mi padre y todos los días me voy a dormir pensando si mañana comerá o no, pero él no pierde la ilusión por seguir trabajando. A veces quizás me diga que ha comido para que no me preocupe pero sé que no es así.

Ni yo ni ellos piden mucho….es que ojo al dato, están pidiendo poder ducharse y poder comer. Pleno siglo XXI.

VERGÜENZA!!!

 

 

Reflexión del hijo de un camionero. «Este es el infierno que está pasando mi padre»Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

Deja una respuesta