Raja las lonas de un camión para colarse en un barco y le piden 540 euros de multa

Resultado de imagen de Rajan lonas camion

El individuo está procesado por un delito de daños
La Policía Nacional lo descubrió escondido

Un joven extranjero se enfrenta a una posible multa de 540 euros como presunto autor de un delito de daños. Según sostiene la Fiscalía en su escrito, el acusado trató de introducirse en el remolque de un camión que permanecía estacionado en el puerto de la ciudad. Con este proposito rajó el techo del vehículo. Estos hechos tuvieron lugar el pasado 7 de abril.

El encausado no se presentó el pasado jueves al juicio, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Melilla. La vista pudo celebrarse en su ausencia porque la fiscal no le reclama una pena de cárcel que supere los dos años de encierro. De lo contrario, hubiera tenido que suspenderse y dictarse una orden judicial de búsqueda y captura.

Quien sí acudió y prestó declaración fue el propietario del remolque dañado. Según explicó, él estaba durmiendo en su casa cuando recibió una llamada de la Policía Nacional. Al desplazarse a donde tenía estacionado su camión vio que le habían rajado el toldo. Según relató, los agentes localizaron a un individuo dentro del vehículo.

El perjudicado manifestó que quería reclamar por los daños ocasionados en su transporte, que rondan los 2.000 euros.

Por otro lado, declaró uno de los agentes de la Policía Nacional que detuvo al procesado en la noche de los hechos. “Sobre las dos de la madrugada recibimos la llamada de un vecino, que nos avisó de que había visto cómo varios individuos habían entrado en un camión mientras otros permanecían encima”, sostuvo.

Cuando llegaron hasta el lugar, continuó relatando, no vieron a nadie en las inmediaciones del camión. Según detalló, al parecer, varios jóvenes rajaron el techo del remolque. “El techo es como si fuera una lona doble y lo que hicieron fue introducirse en su interior, se escondieron como si estuvieran dentro de un sandwich”, afirmó el policía nacional.

El agente, quien aseguró que los individuos podrían haberse asfixiado al esconderse de esta manera, apuntó que probablemente estarían esperando a que el camión subiera a algún barco para escapar de la ciudad como polizones. Finalmente, él y sus compañeros sacaron a los jóvenes del camión y los detuvieron. “Uno de ellos trató de esconderse, pero pudimos cogerlo”, agregó.

Tras escuchar los testimonios de los testigos, la Fiscalía solicitó el dictado de una sentencia condenatoria, consistente en el pago de 540 euros, además de abonar al perjudicado el valor de los desperfectos ocasionados. El letrado de la defensa se adhirió a la petición del Ministerio Público.

El caso quedó visto por la magistrada para dictar una sentencia.