Ocho años de prisión a los gerentes de una empresa, por prácticas ilegales en el manejo del tacógrafo

Los gerentes de la empresa fueron castigados con prisión por hacer que los camioneros rumanos «viajen» con el imán puesto en el tacógrafo.

La semana pasada, un tribunal emitió una sentencia en un juicio que duró más de 10 años e involucró a un transportista acusado de prácticas ilegales en el manejo del tacógrafo.

El tribunal condenó a dos de los representantes de una empresa de transporte local a 8 años y 4 meses y 7 años y 6 meses en prisión, respectivamente. Además, cada uno de ellos recibió una multa de 2.500 euros.
El juez aceptó casi por completo la solicitud del fiscal, encontrando a los representantes de la compañía culpables del grave accidente sufrido por uno de los conductores en Francia en 2008.

El incidente tuvo lugar cuando el conductor excedió el límite diario de horas de trabajo, utilizando el llamado «imán», que dijo que utilizó de acuerdo con las instrucciones del empleador.

La investigación llevada a cabo por las autoridades reveló que los conductores rumanos de la compañía excedían regularmente su tiempo de conducción, utilizando dispositivos de manejo de tacógrafos y arriesgando sus vidas, pero también las de los otros participantes del tráfico.

No es sorprendente que el abogado del transportista argumentara que los conductores tenían la culpa de aceptar la propuesta de su empleador.

Incluso si finalmente se ha hecho justicia, es triste que a veces la verdad sobre tales prácticas solo salga a la luz cuando ocurre un accidente. Quizás tales sanciones emitirán una señal de alarma lo suficientemente fuerte como para que los transportistas respeten la vida de los conductores más que sus propios intereses financieros.

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

Leave a Reply