«No dejes que el cansancio al volante de un camión, mate a otros como a mi hija dejando a un recién nacido huérfano»

«No dejes que el cansancio al volante de un camión, mate a otros como a mi hija dejando a un recién nacido huérfano»

La familia de una madre que había dado a luz a un bebé hacía pocos días, y que murió en un accidente mientras se dirigía a verlo en el hospital, ha pedido a los conductores que sean conscientes de cómo mata el cansancio.

 

Nicola Kenny de 26 años murió al colisionar un camión contra su coche. El vehículo pesado era conducido por un hombre que había dormido menos de cinco horas y que la policía cree que no había tomado los descansos adecuados.

La trágica madre estaba siendo llevada por su tía a ver a su bebé, que había sido trasladado al hospital de Dublín para recibir atención especializada después de su nacimiento en el South Tipperary General Hospital.

El terrible accidente ocurrió mientras circulaba en la M8 en Dogtown, entre las salidas de Cahir y Cashel.

El impacto

Durante el trayecto, el camión se desvió de la autopista y se estrelló contra la parte trasera del coche en el que viajaba . La mujer estaba en el asiento trasero y sufrió la peor parte del impacto.

Ella murió al instante, el 5 de septiembre de 2016.

La madre de Irene y Nicola, que estaba en el asiento delantero del pasajero, resultaron heridas.

Durante una investigación realizada la semana pasada encontró que la muerte de Nicola fue accidental, como resultado de múltiples lesiones traumáticas consistentes con una colisión de tráfico.

El juez de instrucción Paul Morris emitió un llamamiento especial para que los operadores de vehículos comerciales cumplan con todas las pautas de seguridad del tacógrafo, ya que subrayó que el caso subrayaba las terribles consecuencias de la fatiga.

Ann Kenny se hizo eco de la llamada de ayer y dijo que solo hace falta una fracción de segundo para que ocurra una tragedia.

«Es obvio que la fatiga del conductor fue la cupable de lo que ocurrió ese día. Todos lo saben», puntualizó el juez.

«El forense dijo que la gente necesita estar más consciente de los peligros del cansancio del conductor y estoy de acuerdo con él.

«Esto es muy duro para nuestra familia. Yo no fui a la investigación. Me quedé en casa y cuidé del bebé.

«El es lo primero. Tengo que cuidarle, es el número uno.

«La investigación está estancada ahora, pero no nos está resultando fácil. Es algo con lo que tenemos que vivir.

El conductor del camión Ciaran McBride, de Keady, Co Armagh, recibió una sentencia de prisión suspendida el año pasado luego de que se declaró culpable de conducir de manera descuidada y causar la muerte.

Durante el juicio del Tribunal se confirmó que el tacógrafo intalado en su camión no funcionaba correctamente porque el disco de grabación se había insertado incorrectamente.

El conductor se había ido a la cama a la medianoche y se levantó a las 4.30 de la mañana para ir a trabajar.

Condujo de su casa de Armagh a Kells, luego a Cork y regresó a Kells cuando ocurrió la colisión.

Había conducido un total de 470 km desde que se fue de casa.

El conductor le insistió a lapolicía que había tomado los descansos requeridos de 15 minutos y 30 minutos durante ese período.

Debido a que el tacógrafo no funcionaba correctamente, la policía  no pudo verificar los detalles.

Sin embargo, el Tribunal escuchó que los agentes disputaron los periodos de detención reclamados porque el camión estaba equipado con un escáner de peaje.

Cuando recrearon el viaje a partir de los detalles, encontraron que el viaje no coincidía con los recesos de conductor reclamados.

 

Ver más en – Herald.ie

 

«No dejes que el cansancio al volante de un camión, mate a otros como a mi hija dejando a un recién nacido huérfano»Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053