Multa y un año sin carné para el camionero que octuplicó la alcoholemia

Multa y un año sin carné para el camionero que octuplicó la alcoholemia
  • El chófer se conformó en el juicio rápido y así obtuvo una rebaja de un tercio en la condena
  • El miércoles, solo un día después de dar positivo en Guadalajara y no ir a juicio, arrojó 1,19 tras chocar con un coche

 

El camionero que el miércoles octuplicó la tasa de alcoholemia tras golpear a un coche en Arriatzu fue condenado ayer a un año de retirada del carné y cuatro meses de multa. El chófer, de 46 años y vecino de un país del Este, se conformó en un juicio rápido celebrado en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Pamplona, y se vio beneficiado así de la reducción de un tercio de la condena que le solicitaba la Fiscalía. Además de este caso, el camionero aún tiene pendiente otro juicio en Guadalajara: un día antes de lo ocurrido en Urritza dio positivo y su camión fue inmovilizado. Pero el miércoles no acudió al juicio rápido y continuó su marcha, volviendo a dar positivo en Navarra.

La intervención en Urritza se dio a las 15.50, cuando una vecina llamó a la Guardia Civil para alertar de que la cabeza tractora de un camión, que al parecer se había perdido, no podía dar la vuelta en la localidad y que tras varias maniobras para salir del pueblo había chocado contra su coche, que estaba aparcado. Además, se había quedado cruzado en el camino, con posibilidad de caer por un barranco. En su llamada a la Guardia Civil, la vecina ya informó de que el conducto presentaba síntomas de estar influenciado por las bebidas alcohólicas.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana del cuartel del Leitza acudió a Urritza y corroboró lo comunicado por la mujer. En la prueba de alcoholemia realizada por el equipo de Atestados, el chófer arrojó 1,19 gr/l en aire espirado en la primera prueba y 1,16 la segunda, es decir, ocho veces más de lo permitido para este tipo de conductores (0,15). Además, cuando los procedieron a introducir los datos del camión en la base SIGO (el Sistema Integrado de Gestión Operativa, Análisis y Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil), descubrieron que su conductor había sido imputado por un delito de alcoholemia solo veinte horas antes y en Guadalajara.

En este caso, el martes a las 19.15, cuando circulaba por la A-2 (Madrid-Barcelona por Zaragoza). En el kilómetro 75, a la altura de Torija, le fue practicada la prueba de alcoholemia y arrojó una tasa superior a la delictiva (0.60), por lo que su camión fue inmovilizado y el miércoles tenía que comparecer a las 10.30 en el Juzgado de lo Penal nº 1 de Guadalajara. Pero no se presentó y continuó con la marcha. El conductor fue detenido tras el suceso de Urritza y el camión fue conducido a la comandancia. El jueves por la mañana compareció ante el juez y decidió conformarse con la condena.

 

Fuente – Diariodenavarra.es