Más de 550 kilómetros de autopistas de peaje serán gratuitos a partir de la próxima semana

55cea40f 70dd 45b0 9c8e 2cd55c0e6307

Parecía que nunca iba a llegar, pero desde el próximo uno de septiembre se levantarán las barreras en los tramos de la AP-7 entre Tarragona y La Junquera y Montmelo y El Papiol, en la AP-2 entre Zaragoza y El Vendrell y en la C-32 y C-33 catalanas

Abertis liberará uno de los tramos de autopista más caros de toda España. En línea con las actuaciones de los últimos años, por los que muchos peajes han dejado de existir, y en medio de la intención del Gobierno de cobrar en la mayoría de las carreteras, más de 500 kilómetros pasarán a ser gratis, con Cataluña como la gran beneficiada.

En pleno debate sobre la idoneidad de extender los peajes a toda la red de vías de alta capacidad españolas, unos cuantos cientos de kilómetros -concretamente, 550- de autopistas por los que ahora se paga por circular serán de uso gratuito a partir del próximo 1 de septiembre. Ese día, entrará en vigor la liberalización de dos vías de titularidad estatal, la AP-2 y dos tramos de la AP-7; y de otras dos que gestiona la Generalitat de Cataluña, la C-32 y la C-33.

La AP-2, que une Alfajarín (Zaragoza) con el municipio de El Vendrell (Tarragona), tiene una longitud de 215 kilómetros y actualmente cuesta 20,65 euros para los coches. Previamente, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana había levantado las barreras en el tramo de 373 kilómetros que une Alicante con Tarragona. Respecto a la AP-7, los tramos que quedarán libres de peajes son el que une Tarragona y La Junquera a lo largo de 245 kilómetros y que tiene un coste para los vehículos de 28,85 euros; y el que conecta Montmelo y el Papiol, localidades de Barcelona a las que separan 31 kilómetros

El Gobierno autonómico catalán también retirará los pagos en dos vías que tiene bajo su gestión, la C-32, que enlaza Barcelona y Lloret de Mar (Gerona) a lo largo de 48 kilómetros y que cuesta entre 1,17 y 2,90 euros; y la C-33, que discurre entre Barcelona y la localidad de Montmeló en una ruta de 15 kilómetros y cuyo precio es de 1,12 euros.

Liberalizaciones previas

Las vías que ahora se librarán de los peajes se sumarán a la AP-1, Autopista del Norte, que une las localidades de Armiñón (Álava) y Burgos, y que pasó a ser gratuita desde el 1 de diciembre de 2018; a la AP-4, que une Sevilla y Cádiz; y a la ya citada AP-7 en el tramo que discurre entre Alicante y Tarragona, estos dos últimos libres de pago desde el 1 de enero de 2020.

Aunque puede parecer contradictorio suprimir peajes en un momento en que el Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto sobre la mesa el debate sobre la idoneidad de extenderlos a toda la red de alta capacidad española, para el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se trata de una medida coherente. Una de las primeras iniciativas que anunció José Luis Ábalos cuando se puso al frente del ministerio en junio de 2018 fue la retirada paulatina de los peajes en aquellas vías cuyas concesiones fueran venciendo en los siguientes años. Su argumento para aplicar tal medida, más allá del técnico -Bruselas, dijo, no permite prorrogar estas concesiones- es que lo más justo es eliminar en la medida de lo posible estos pagos hasta decidir qué estrategia se adopta para costear el mantenimiento del conjunto de las vías de alta capacidad españolas.

Deja una respuesta

Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web ForoTransporte Profesional utiliza cookies. Saber Más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies