Los nuevos tacógrafos de última generación antifraude no dan la talla

Las manipulaciones en los nuevos tacógrafos no sólo son indetectables a simple vista sino que tampoco se detectan en talleres de revisión homologados ni en las revisiones de la propia marca del vehículo

Los Mossos son la primera policía de Europa al detectar una manipulación de última generación en tacógrafo digitales.

La División de Tráfico de los Mossos ha denunciado, este 2016, 105 conductores por haber manipulado los dispositivos de control del tiempo de conducción y descanso, conocidos como tacógrafo .

De las 104 manipulaciones detectadas, 18 se han calificado como delitos penales y 86 como infracciones administrativas. De momento sólo cinco de los aparatos incorporan un nuevo y sofisticado sistema de manipulación que los hace indetectables, no sólo a simple vista sino que tampoco se detectan en talleres de revisión homologados ni en las revisiones de la propia marca del vehículo.

El objetivo de la manipulación de los tacógrafos es alterar los registros que controlan el tiempo de conducción y descanso de los conductores. Este hecho pone en grave riesgo la integridad de los conductores y la seguridad del resto de usuarios de la vía; también vulnera los derechos de los trabajadores y supone una competencia desleal entre las empresas del sector del transporte por carretera.

El 25 de agosto, en un control de transportes realizado en la AP-7, una patrulla de los Mossos del sector de tráfico de Girona detectó un camión con un tacógrafo digital de última generación manipulado; en Europa es la primera vez que se detecta en carretera este tipo de manipulación que hasta ahora los infractores creían que era imposible de detectar. Los vehículos donde se ha detectado principalmente son de la Europa del Este.

Los Mossos detectan anualmente una media de unas 120 manipulaciones, de las cuales 20% son ilícitos penales por falsificación documental, el 80% restante son sanciones administrativas que pueden llegar hasta 4.000 € y la inmovilización del vehículo. El factor que determina si la acción se administrativa o penal es el hecho de si en el momento de la detección por parte de los agentes la manipulación está en funcionamiento o no.

Para qué sirve el tacógrafo?

El tacógrafo se instala en los vehículos de transporte de mercancías y de viajeros y vela por el cumplimiento estricto del tiempo máximo de conducción de un vehículo, garantiza los descansos establecidos durante la conducción, e impide la circulación a velocidades superiores a las permitidas .

El tacógrafo controla dos de los factores más determinantes en la accidentalidad en este tipo de transporte por carretera: la fatiga y la velocidad.

De la misma manera que los vehículos, los aparatos de tacógrafo han evolucionado notablemente en su tecnología para hacerlos cada vez más precisos y más difíciles de ser manipulados, hasta llegar a los actuales modelos digitales. Estos incorporan sensores más protegidos y otras señales de contraste provenientes de los sensores de ABS o los GPS de los vehículos, que permiten un mejor control de la actividad del vehículo y del conductor.

Una práctica peligrosa

La incorporación de las nuevas tecnologías ha supuesto que para lograr manipular los registros de los tacógrafos los medios empleados también se hayan sofisticado notablemente. Atrás quedan técnicas rudimentarias como el uso de gomas o imanes para bloquear las agujas de registro. Ahora se tiende a la utilización de microchips modificados o centralitas electrónicas paralelas, las cuales ya no sólo alteran los registros del tacógrafo sino que además intentan enmascarar cualquier rastro de estas manipulaciones para hacerlas indetectables.

Este nuevo sistema de manipulación anula totalmente los impulsos que debe recibir el tacógrafo digital, alterando totalmente los registros de la actividad del vehículo: descansos tiempo de conducción, velocidades, emisiones de CO2, etc. lo que origina un funcionamiento incorrecto de sistemas como el ABS, el EBS o del sistema de control de emisiones de CO2. A la vez también borra directamente de la centralita de diagnosis todos los registros que permiten determinar el correcto funcionamiento del vehículo y del tacógrafo, datos que obligatoriamente deben quedar registradas ya disposición de la administración y de talleres oficiales y fabricantes para posibles reparaciones o reajustes.

Fuente: Mossos d´ Esquadra

Deja una respuesta