Los camioneros temen una nueva regla posterior al Brexit. Las multas pueden ascender hasta 300 libras

Los camioneros temen una nueva regla posterior al Brexit. Las multas pueden ascender hasta 300 libras

Otra preocupación de los transportistas es una medida que prohíbe el transporte de productos de origen animal, como algunas plantas y productos vegetales dentro de la Unión Europea.

 

 

Los camioneros portugueses temen las filas para entrar en Reino Unido a partir del lunes y hay una nueva restricción para preocupar a estos profesionales: la imposibilidad de salir del país con productos de origen animal, incluso para su propio consumo.

 

Tras un final de año difícil para entrar y salir del Reino Unido, los camioneros portugueses no experimentaron ningún problema con la entrada en vigor del Brexit, pero Rogério Nunes, que viajó desde Reino Unido a Francia en las primeras horas del 31 de diciembre, teme que el escenario empeora el lunes.

 

«El que venga, es mejor que venga preparado, porque nada será como antes. Desde los documentos para que pasemos, desde la carga, los documentos de los remolques hasta los documentos de los propios conductores», sostiene.

 

Una de las medidas de un plan de regulación de bioseguridad prohíbe el transporte de productos de origen animal, como algunas plantas y productos vegetales dentro de la Unión Europea. Desde las 23:00 horas del 31 de diciembre, los camioneros tienen prohibido llevarse, por ejemplo, bocadillos de jamón y queso, situación que dificulta la vida de los camioneros portugueses.

 

Un conductor que sale de Portugal viene preparado durante una semana o una semana y media y ahora estará prohibido salir de Inglaterra con todo lo que se derive de los animales, es decir, nuestros víveres que traemos para nuestro viaje como carne, queso , el jamón y los yogures tendrán prohibido salir de Inglaterra. Quien tenga esto pagará una multa de £ 300. ¿De qué vamos a alimentarnos? Esto no ha sucedido todavía, pero la ley está saliendo, tenemos que estar atentos ”, explica Rogério Nunes.

 

Cualquiera que sea sorprendido con estos productos está obligado a deshacerse de ellos antes de cruzar la frontera o paga una multa elevada, lo que lleva a Rogério Nunes a considerar dejar de trabajar en Inglaterra.

 

«Si cada vez que voy a Inglaterra me arriesgo a pagar 300 libras o tener que ir siempre a restaurantes, no puedo hacerlo en Inglaterra, porque estaré perdido a fin de mes», concluye.

 

Únete a nuestro canal de noticias Conductores Profesionales Oficial en Telegram pulsado AQUÍ y no te pierdas ninguna de nuestras noticias.

Whatsapp LogoEnvíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053 o por email a: forotransporteprofesional@gmail.com

Deja una respuesta