Los camioneros agredidos en Francia temen un repunte de actos vandálicos al inicio de la temporada de exportación de frutas y hortalizas

Camioneros españoles denuncian que grupos de franceses les atacan porque consideran que el hecho de exportar al país vecino «es una invasión» y deciden «tomarse la justicia por su mano», obligándoles a tirar su mercancía, si no quieren ser agredidos.

El Gobierno ha condenado las agresiones sufridas por camiones españoles cerca de la frontera entre ambos países, «una violación flagrante de varios principios básicos de la Unión Europea», por lo que ha presentado una queja a Francia y ha informado de los hechos a la Comisión Europea.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Ejecutivo expresa su preocupación por estos hechos y añade que se producen «con desafortunada periodicidad». «Representan una violación flagrante de varios principios básicos de la Unión Europea, como el de la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros y otros referidos a la propiedad y seguridad de los bienes y de las personas», afirma.

España ya ha trasladado oficialmente su protesta a las autoridades francesas, instándoles a que adopten todas las medidas oportunas para garantizar con total seguridad la libre circulación de personas y mercancías, uno de los principios básicos de la UE.

La Embajada de España en París presentó una dura queja a las autoridades francesas por los ataques sufridos por esos camiones. En una nota verbal enviada al Ministerio francés de Asuntos Exteriores, la embajada «condena, una vez más, las agresiones sufridas por personas y bienes españoles en Francia, y ruega al Gobierno francés tomar las medidas adecuadas para acabar de forma efectiva con esta deriva de actos vandálicos».

La legación recuerda en su protesta los ataques en el suroeste francés contra varios camiones que transportaban vino y zumo de frutas españoles, a manos presuntamente de miembros armados con mazas, bates y hachas del Comité de Acción Vitícola (CAV) y del sindicato agrario Jóvenes Agricultores del Gard-JA30.

Los camioneros españoles se lamentan de los ataques, que les han generado cuantiosas pérdidas.

Es el caso de Antonio, un hombre que tuvo que derramar 25.000 litros de vino y cuyo camión quedó lleno de pintadas. El dueño de un camión atacado en Narbona cuenta que «14 o 15 personas encapuchadas y armadas amenazaron al chófer con tirar el vino de la cisterna o hacerle polvo el camión. Ellos eran productores de vino al parecer y estaban en contra de que nosotros lo exportásemos a Francia».

Los camioneros explican que los atacantes siempre van en grupos grandes. Así le ocurrió a Juan Francisco, a quien mientras dormía, un grupo de entre ocho y diez encapuchados querían atacarle, pero pudo salir ileso porque su mercancía era zumo.

Dice que «miraron la documentación y vieron efectivamente que llevaba zumo y ya se marcharon. Que iban a eso a ver si llevábamos vino y hacer lo que hicieron con el compañero de otra empresa, que se lo derramaron»

Es la manera de los productores franceses de protestar al no poder competir con el resto de precios, como ocurre en este caso con el vino español.

Quienes producen allí creen que «es una invasión que no están dispuestos a aceptar» por lo que deciden «tomarse la justicia por su mano» e impedir la libre circulación en Europa.

Tras un tiempo sin actos vandálicos, los camioneros temen que repunten cuando comienza la campaña de exportación de frutas y hortalizas.

 

 

Fuente: Antena3.com