Los 40 radares nuevos de la DGT para 2019: “El objetivo es que levantes el pie”

Durante 2019, la Dirección General de Tráfico ha anunciado que incorporará a nuestras carreteras 40 cinemómetros más, muchos de ellos destinados a carreteras secundarias

 

Desde este martes, entrarán en vigor los nuevos límites de velocidad en las carreteras convencionales españolas: así, desaparecen los límites de 100 km/h, estableciéndose el nuevo marco legal en 90 km/h sin excepciones. El objetivo de la Dirección General de Tráfico con la toma de esta decisión es promover un descenso radical de losaccidentes mortales en este tipo de vías, aunque no es la única decisión al respecto: la DGT prevé colocar más radares para controlar la velocidad.

En la última década, la DGT ha marcado una estrategia para reducir el número de fallecidos en nuestras carreteras, y los números son claros: el 75% de los accidentes con víctimas mortales se produce en carreteras convencionales, por lo que el primer paso ha sido reducir la velocidad. De hecho, desde hace ocho años, el objetivo no ha sido otro que trazar un plan para conseguir bajar de la tasa de 37 muertos por cada millón de habitantes; el año pasado, ya fue de 39.

EP

Para dar el empujón final en busca de reducir el número de víctimas en carretera, los radares pueden jugar un papel fundamental. La DGT considera que España está muy por debajo del resto de Europa con respecto al número de radares con que cuenta: “Debemos acercarnos un poco a lo que son los estándares europeos. En Reino Unido hay 7.000; en Francia, 4.000; en España hay 1.000. En Holanda, que debe ser como Aragón, hay 800″, afirma Pere Navarro a Servimedia.

Dentro de esa política, el director de la DGT ha anunciado que a lo largo de 2019 España contará con 40 cinemómetros más, entendiendo que los radares son la única vía para acabar con el exceso de velocidad. Algunos de ellos irán a parar, precisamente, a las vías convencionales, para reforzar la tesis de los 90 kilómetros por hora y evitar que los conductores superen el límite. Eso sí, insiste en la necesidad de que el conductor sepa dónde están los radares fijos.

“Los radares fijos siempre han sido visibles con un gran cartel y aparecen en todos los navegadores”, indica Navarro para señalar que los controles de velocidad no tienen un afán recaudatorio. “El objetivo principal es que tú levantes el pie del acelerador y cumplas el límite de velocidad, nada más”, indica. Como ejemplo, señala los últimos radares de tramo: “Hay tramos en los que tenemos accidentes, colocamos estos nuevos radares y desaparecen todos los accidentes”.

Estos nuevos 40 radares hay que sumarlos a los 200 veloláser con los que ya cuenta la DGT, los nuevos minirradares indetectables. No solo miden velocidades superiores a los 250 km/h, sino que son capaces de diferenciar entre carriles y sentidos en una misma carretera… y cuentan con tecnología 4G. O, lo que es lo mismo, pueden ser colocados sin necesidad de tener una patrulla cerca, lo que provoca que para el conductor sea casi misión imposible descubrir dónde está el radar.

Con respecto al otro gran cambio de velocidades, el de las ciudades, Navarro indicó que espera que un real decreto entre en vigor a finales del semestre: así, la idea es que fije tres límites de velocidad en las vías urbanas: 20 km/h para las calles que tengan plataforma única de calzada y acera; 30 km/h para las de un carril por sentido, y 50 km/h para las de dos o más carriles por sentido y para las travesías. Mientras tanto, nuestras carreteras contarán con 40 radares más.

 

Ver más en –Elconfidencial.com

 

Envíanos tu historia, tu opinión sobre el transporte, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

 

HI

Comentarios

comentarios