La nieve obliga a cerrar 18 carreteras, y en otras 90 vías es obligatorio el uso de cadenas para circular

El tráfico permanece interrumpido en varias carreteras de la red nacional a causa, sobre todo, del temporal de nieve que afecta a gran parte de la península. Son ya 18 las carreteras cerradas en varias provincias, y hasta en 90 es obligatorio usar cadenas para circular. Según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), la situación más complicada se da en Castilla-La Mancha, Castilla y León y la Comunidad de Madrid.

Protección Civil y Emergencias mantienen la alerta por nevadas y aconsejan extremar las precauciones en la carretera y evitar, en lo posible, los desplazamientos en coche, así como llevar cadenas o neumáticos de invierno y ropa de abrigo, agua y alimentos, junto con una batería y/o cargador de móvil. Antes de coger el coche, recomienda informarse del estado de las carreteras y de la previsión meteorológica. A la hora de ponerse al volante, Protección Civil avisa del riesgo de encontrarse con placas de hielo en las carreteras, ante las que se debe tener especial cuidado.

La acumulación de nieve ha forzado el cierre al tráfico de la carretera autonómica A-395 de acceso a Sierra Nevada pero desde el kilómetro 32, pasada la estación, que comunica con la Hoya de la Mora, en Granada. Permanece también cerrada la carretera A-337 en el Puerto de la Ragua, entre los kilómetros 0 y 37 en ambos sentidos, según ha informado el servicio de emergencias 112. Por su parte, la A-395 está cortada entre los kilómetros 32 y 39 de acceso a la Hoya de la Mora, una incidencia que no afecta a la estación de esquí, cuyo aparcamiento y pase a remontes se sitúa un kilómetro antes del cierre al tráfico.

En Madrid, la carretera M-601 permanece cortada debido a la nieve entre los puntos kilométricos 12 y 20, en ambos sentidos, mientras que la A-337, del kilómetro 24 al 37, también en los dos sentidos. También ha cerrado al tráfico la autopista de peaje R4 en los 52 kilómetros que separan Pinto (Madrid) y Dosbarrios (Toledo). La Aemet ha extendido el aviso amarillo en toda la región hasta la medianoche del lunes.

La red principal de Castilla y León también se está viendo muy afectada por la meteorología adversa. Los mayores problemas están ahora localizados en la provincia de Ávila, con la AP-6 y la AP-51 cortadas a la circulación de camiones. En Segovia los problemas se ubican principalmente en la N-VI, donde el tránsito de camiones está prohibido en este momento entre los kilómetros 57 y 80.

Igualmente cortadas, en este caso por desprendimientos, está la BI3950, en el kilómetro 55, en Vizcaya, y la BI3152, en el kilómetro 39 a la altura de la localidad vizcaína de Goitisoalde.

El tráfico para camiones ha sido reabierto en la autopista del Huerna, entre Asturias León, aunque este tipo de vehículos deben circular por la derecha y tienen prohibido adelantar, mientras que para los turismos se recomienda no sobrepasar los 100 kilómetros por hora, informa la concesionaria, Aucalsa. La autopista llegó a estar totalmente cerrada al tráfico durante dos horas a primera hora de la mañana, y después limitada a turismos y autocares con neumáticos de invierno, ya que en esta vía no es posible el uso de cadenas debido al gran número de túneles.

Dentro de la red principal de carreteras del Principado, sigue cerrado al tráfico de camiones el puerto de Pajares, en la N-630, que une Asturias con León, y donde los turismos tienen que utilizar cadenas. En la red secundaria del Principado también están cerrados al tráfico otros cinco altos de montaña: San Isidro, el Connio, Tarna, Cobertoria y San Lorenzo. En otros 20 puertos son necesarias las cadenas.

En el este de la Península, la nieve mantiene cortada la circulación en la carretera CV-797, entre el caso urbano de Alcoy y La Font Roja, en la provincia de Alicante, y obliga a circular con precaución en una cincuentena de vías de la Comunidad Valenciana.

Nieve en cotas bajas y temperaturas bajo cero

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este domingo nevadas en cotas relativamente bajas en gran parte de la Península y posibilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico, zonas del centro y noreste y litoral catalán. En la tarde del domingo, se prevén nevadas importantes en el interior del área Cantábrica, Pirineo occidental, norte del Sistema Ibérico y cara norte del Sistema Central.

Mañana las cotas de nieve se mantendrán entre los 600 y 800 metros, con gran probabilidad de nevadas en el interior y el nordeste de la península.

En la Península, Estrecho y Baleares, los cielos estarán nubosos o cubiertos con precipitaciones generalizadas, que se irán desplazando durante el día desde la vertiente atlántica hacia el mediterráneo y noreste.

Se espera que las lluvias sean localmente fuertes o persistentes en el norte de Galicia y Cantábrico, zonas del norte y este de Castilla-La Mancha, sur de Aragón y litoral sur de Cataluña, y con ocasionales tormentas y granizo en puntos del litoral.

En Canarias el cielo estará nuboso con lluvias en el norte de las islas de mayor relieve, y con intervalos nubosos en el resto.

La cota de nieve se situará en torno a 400/800 m. en el norte y noroeste de la Península, y de unos 600/800 m. en Pirineos y sureste. En Baleares, en torno a los 1.200 m.

Las Temperaturas diurnas estarán en descenso en general, excepto en Pirineos, Baleares, y Canarias, donde habrá pocos cambios o en ascenso. Las nocturnas en ascenso en el sur y centro de la Península, noreste peninsular, y Baleares. Heladas en zonas de montaña, meseta Norte e interior sudeste, que serán fuertes en Pirineos.

Los vientos serán de componente norte en la Península, siendo del oeste en el Estrecho y Alborán y de componentes este y sur en el mediterráneo, y fuertes o con intervalos de fuerte en Canarias, litoral de Galicia, y litoral de Alborán.

 

Fuente – Elmundo.es

 

Envíanos tu historia, vídeos, fotos y noticias por WhatsApp AL 655938053

HI

Comentarios

comentarios