La falta de conductores en el transporte se puede elevar a 45.000 en los próximos cinco años

Jorge Pena Izquierdo, profesor de Economía Aplicada del IE, ha publicado el estudio: “Entendiendo la brecha entre y oferta y demanda de conductores de camión en España”. Los resultados son pesimistas ya que cifra el déficit de chóferes en 45.000, antes del año 2025. Una cifra mucha mayor de la que contamos aquí hace unas semanas. Este experto analiza la coyuntura actual del sector del transporte, las condiciones de entrada para ser chófer, el atractivo de este perfil profesional y su compatibilidad. En concreto, Diario del Puerto ha publicado un detallado resumen de este informe:

+En estos momentos en España la mayoría de los conductores de transporte de mercancías por carretera tienen más de 40 años.

+A su vez la edad media de los conductores españoles está ahora mismo situada en 47 años.

+Los conductores jóvenes que se incorporan no son suficientes para reemplazar a los que se jubilan de tal forma que  a lo largo de los últimos 10 años no se ha producido en España un reemplazo suficiente, con una brecha ahora mismo que podría estar en los 15.000 conductores.

+En 15 años la mayor parte de estos profesionales habrán dejado la profesión, lo cual puede generar graves consecuencias si no crece la tasa de reemplazo.

+En 2008 los conductores profesionales en España según la EPA representaban el 2,1% del total de la población empleada.

+En 2018 , los conductores profesionales en España pasaron a representar el 1,7%, es decir, 4 puntos porcentuales menos.

+El nivel educativo medio de los conductores en España es primario o menor de forma mayoritaria y esto no mejora en los últimos años pese a los niveles educativos generales.

+El coste de ingreso en la profesión como conductor es muy elevado debido a los permisos necesarios para el acceso, de tal forma que obtener el permiso D ronda los 5.000 euros.

+A la espera de las reformas normativas en curso, la edad mínima para la obtención del carné de conductor profesional de transporte de mercancías por carretera son los 21 años, lo cual es un desincentivo para aquellos jóvenes que quieren acceder rápidamente al mercado de trabajo.

RECOMENDACIONES

+Si hay escasez de oferta los salarios deben subir para incentivar el ingreso.

+Lo gobiernos deben actuar mejorando las regulaciones de tiempos de descanso, las infraestructuras o estableciendo subvenciones para la obtención de los permisos.

+Debe favorecerse la incorporación de jóvenes con medidas como la reducción de la edad mínima de acceso al mercado.

+Debe apostarse por la incorporación de la mujer. En España sólo un 4% de los conductores son mujeres.

PERSPECTIVAS

+Si la evolución en España de la oferta y demanda de conductores sigue sin cambios en los próximos años, la brecha puede aumentar como mínimo un 25%.

+En concreto, la brecha podría llegar incluso al 35%, lo que generaría una necesidad de más de 45.000 conductores.

+Esta escasez puede tener importantes efectos en el sector en el ámbito de la consolidación, la concentración, el poder de mercado y la productividad.

+En la economía pueden producirse enormes presiones inflacionarias y deficiencias en el servicio con efectos en la competitividad.

EL FRENO EMPRESARIAL

+Con carácter estructural, la falta de conductores ni ahora mismo ni a medio plazo puede ser reemplazada por otros factores de producción.

+Desde 2012 se ha truncado el crecimiento de la productividad lo que impide justificar incrementos salariales.

+La productividad se está estancando por la alta fragmentación del sector y la escasa capacidad de inversión de las empresas.

+De igual forma la fragmentación limita el poder de mercado de las empresas y hace imposible repercutir en los precios un aumento de los costes salariales.

+Igualmente la fragmentación limita el poder de negociación frente a los cargadores en otros ámbitos como son las condiciones laborales, lo que daña la situación del conductor.

EL FRENO SALARIAL

+El salario, que podría ser un atractivo fundamental, es ahora mismo un freno clave a la hora de apostar por la profesión de conductor.

+El estudio compara la profesión de conductor con profesiones similares como el comercio al por menor, el comercio al por mayor y la construcción, donde desde 2007 han crecido los salarios por encima del sector de la carretera, con un incremento de apenas el 1,5%.

+El problema no es sólo ganar más o menos, sino que el estancamiento de los salarios de los conductores hace que sea menos atractiva la profesión con respecto a otras alternativas.

+El estancamiento salarial tiene su fundamento, como se ha señalado en el escaso poder de negociación de las compañías, incapaces de trasladar a los cargadores los costes salariales. El 80% de las empresas de transporte tienen menos de 25 empleados.

+En España, los márgenes sobre costes marginales no superan el 20%, siendo la media de la economía un 60%.

+Otro factor son las enormes diferencias entre los convenios sectoriales en España, donde imperan los convenios provinciales con enormes asimetrías en los esquemas de remuneración y desequilibrios en las condiciones competitivas, destacando los casos de Murcia, Cantabria o Aragón, con niveles salariales muy superiores al resto.

+Por último, otra clave es el dumping social de empresas deslocalizadas, artimaña para contar con plantillas y salarios mucho menores.

EL FRENO LABORAL

+La penosidad de la profesión de conductor es la más elevada en comparación con las otras tres actividades comparadas: construcción, comercio al por menor y comercio al por mayor.

+Atendiendo a las horas efectivas trabajadas con respecto a las contratadas, sábados y domingos trabajados, nocturnidad y temporalidad, conducir un camión es la actividad peor parada.

+Es más, en los últimos años las condiciones de penosidad han ido empeorando con respecto a las citadas profesiones.

+Las condiciones laborales no facilitan la conciliación.

+En el estudio se evidencia la rigidez de la legislación en materia de circulación, horarios y tiempos de descanso. El problema de la “vuelta a casa” es específico del sector y determinante.

+Los cargadores imponen a los conductores tareas que no corresponden como carga y descarga, además de factores sobrevenidos como los tiempos de espera.

+Otro factor que aumenta la penosidad es la ausencia de áreas de descanso adecuadas.

Leave a Reply